Termina el año y comienzan nuevo con miles de planes y esperanzas a cumplir. Algunas personas se apoyan en algunas tradiciones, mitos o cábalas para sentir que arrancan un nuevo periodo de oportunidades para cumplir sus sueños.

Son pequeñas cosas que se hacen con mucho entusiasmo, no cuesta nada intentarlo y nos deja la sensación de que vamos por buen camino.

1) Comer 12 uvas a las 12

Se va perdiendo, pero es una de las tradiciones que más familias han respetado, principalmente las descendientes de españoles: comer doce uvas (o pasas de uva) justo a la medianoche del 31.

Según cuenta la leyenda, a principios del siglo XX hubo una cosecha récord de uvas en la zona de los viñedos de Alicante. Al no saber qué hacer con el excedente, los dueños decidieron regalarlas para fin de año. Como fue un símbolo de prosperidad para la zona, quedó como costumbre comerlas para despedir el año y empezar otro con buena suerte.

2) El "estricto" color de la bombacha o el bóxer

Aseguran los que saben que usar ropa interior roja sirve para atraer pareja el año siguiente, amarilla para arrancar con buena suerte y blanca para casarse.

En Argentina es usual ir por el color rosa para la ropa interior. Para algunos tiene un origen pagano ligado a la procreación y la fertilidad. Para otros, se relaciona con la práctica de los creyentes, que el tercer domingo de Adviento encendían una vela rosa como símbolo de la alegría que les generaba la llegada de Jesús al mundo.

3) A quién se abraza primero

Dicen que dicen que la primera persona que se abrace después de las 12 tiene que ser del sexo que a uno le interese para tener éxito en el amor.

4) Sentarse 12 veces

Una tradición dice que, si lo que quieren es casarse, tienen que pararse y sentarse doce veces, al ritmo de las campanadas (si no tenemos campanadas, se puede contar al ritmo del ejercicio).

5) El oro atrae al oro

Para tener dinero el año próximo, hay que poner un anillo de oro adentro de la copa de champagne. Si no quieren atragantarse con la alianza de casamiento, pueden probar poniendo un billete en un zapato.

6) La vuelta al mundo

Si buscan viajar mucho el año entrante, en algunos países recomiendan dar la vuelta a la manzana con una valija en la mano.

7) Un color para cada deseo

Se puede decorar la mesa con velas de colores: las azules traen la paz; las amarillas, abundancia; las rojas, pasión; las verdes, salud; las blancas, claridad, y las naranjas, inteligencia.

8) Quemar lo malo

¿Por qué se quema el muñeco del “año viejo”? Para que con el fuego se vayan todas las cosas malas del año. Tiene que estar hecho con ropa vieja y se puede poner en el bolsillo un listado con las cosas malas que pasaron, para que las deshagan las llamas.

9) Un poco de limpieza

Se recomienda tener la casa limpia y ordenada, para que así sea el año. Los cubanos directamente la baldean y tiran el agua afuera, para sacar las malas energías. Algunos abren todas las ventanas para que el aire se lleve las malas vibras.

Recomiendan aprovechar para tirar todo lo roto o en desuso. Para esta costumbre no hay excusas que valgan y, si son los anfitriones, con más razón hay que barrer y pasar un trapo.

10) Todos de blanco

La tradición viene de Brasil y ya se extendió a muchos países. El color blanco se asocia con pureza, paz, buenas energías, alegría y nacimiento. Recibir el año de blanco es, entonces, recibirlo de manera positiva.

11) Salud, dinero y amor

Algunos las esconden, otros las ponen en el medio de la mesa, pero el significado es el mismo: necesitamos tres piedras para simbolizar salud, dinero y amor (la tríada de la felicidad). Pueden ser tres piedras cualquiera o podemos ser más específicos: un cuarzo rosa para el amor, un ojo de tigre o pirita para el dinero y un cuarzo verde o malaquita para la salud.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario