Son importantes en los nuevos televisores la tecnología 4G, el Bluetooth, la tasa de refresco, el control remoto y de un buen sistema operativo

El estándar actual del mercado es el 4K y todo indica que la curva seguirá en ascenso. Esta resolución multiplica por cuatro la calidad de imagen del Full HD, que alcanza 2 millones de pixeles contra 8 millones del 4K o Ultra HD (UHD). Y si bien en un principio eran mucho más caros y la escasez de contenido no justificaba el gasto, todo eso cambió.

La diferencia en el precio se redujo significativamente -en igualdad de tamaño está entre un 10% y un 20% más caro que un Full HD- y tanto Netflix como YouTube comenzaron a sumar a su grilla títulos en 4K. En cuanto a las dimensiones, si la tele es para el dormitorio, lo ideal es que no supere las 43 pulgadas, y si es para colgar en el living, la idea es apuntar a uno de 50 en adelante.

330667_nota2.jpg

El otro aspecto donde poner el ojo es el sistema operativo que viene asociado a la pantalla. Su función es gestionar las aplicaciones, navegar entre las diferentes opciones del menú y conseguir una experiencia más fluida.

Otro valor a considerar es la tasa de refresco que indica las veces que cambia la imagen por segundo. Por ejemplo una tasa de 60 Hertz (Hz) genera 60 imágenes por segundo. Es importante para no cansar la vista y evitar el temido efecto fantasma. Las películas se suelen codificar a 24 cuadros por segundo (fps), los canales de TV a 50 fps y los videojuegos entre 30 y 60 fps. Si la tasa de refresco de la tele es 120 Hz el procesador interno de la TV debe interpolar imágenes vacías para completar esos 120 fps.

walmart-cuernavaca.jpg

Otro punto clave está emparentado con la conectividad cableada e inalámbrica, puntos alojados en la espalda de la TV. La demanda de una calidad constante de imagen trae aparejado un mayor flujo de datos. En caso de una floja respuesta del Wi-Fi, es primordial que haya una entrada Ethernet para tirar un cable desde el router al televisor.

El otro detalle imprescindible es que tenga una antena Bluetooth para vincularle a la pantalla desde unos auriculares hasta una barra de sonido. En el caso de la barra de sonido inalámbrica, brinda una experiencia completa para recrear la ambientación de una sala de cine. Además, el poder conectar auriculares inhalámbricos , permite disfrutar de la experiencia de manera personal, sin generar ruido en el ambiente.

No menos influyente es la elección del control remoto, ya que el nivel de interactividad de estas pantallas requiere un dinamismo especial.

FUENTE: Contextotucumán.com
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario

Se está leyendo

Las más leídas

Encuesta

Ya están los convocados, ¿cómo le irá a la Selección en el mundial?

Volvemos en primera ronda
Hasta semifinal
Traemos la copa
ver resultados