Libertadores. 

Boca y Sporting Cristal: 50 años del escándalo histórico

La cancha de Boca se convirtió en un campo de batalla, todos contra todos. Hubo expulsados, jugadores en el hospital y hasta un fallecimiento.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

El 17 de marzo de 1971 se produjo un episodio para el olvido en un empate entre Boca y Sporting Cristal. Esta igualdad dejaba al equipo Xeneize fuera del grupo 1 de la Copa Libertadores. Boca, necesitaba ganar. Sporting jugaba por el honor.

Una jugada desencadenaría en esta pelea que algunos diarios denominarían "de Stalingrado" la cual se originó a tres minutos del final cuando el equipo argentino golpeaba en busca de desnivelar una igualdad de 2 a 2.

En su informe el árbitro del encuentro, el jugador uruguayo Alejandro Otero estableció que hubo una simulación de Roberto Rogel. Cuestión que hoy en día, el jugador, jura que le cometieron falta.

"Voy a buscar un centro, la pelota queda boyando y cuando voy a cubrirla de espaldas al arco, me pegan en los tobillos y me hacen caer. Y ahí mismo, desde el suelo, escuchó gritos y cuando me levanté ya había tremendo desbole", recordó el ex jugador.

Y agregó: "Fue un hecho violento, desagradable, de los que sería mejor olvidarse. Cuando (Armando) Ovide reclamó el penal, lo sirvieron, y ya después todo fue un caos de corridas y demás".

Hubo pisotones (con tapones), trompadas, patadas y golpes desde todas partes.

Esa noche de hace medio siglo la Bombonera se convirtió en el campo de batalla donde todo terminó en un bochornoso "todos contra todos" entre Boca y Sporting Cristal fueron expulsados 19 jugadores, tres terminaron en el hospital y en Lima falleció la madre de Orlando de la Torre, descompensada cuando vio las imágenes de su hijo en medio de batahola.

Uno de los cruces más salvajes de lo que en España dan en llamar "tangana" tuvo como protagonistas a dos futbolistas ya fallecidos, el argentino Rubén José Suñé y el peruano Alberto Gallardo.

Suñé persiguió por un buen tramo a Gallardo, que en medio de la huida lo impactó con una patada "voladora" que le abrió una profusa herida que demandó siete puntos de sutura en la clínica porteña Santa Isabel.

Campos (fractura de tabique nasal y corte en el labio superior) y Fernando Mellán (conmoción cerebral en primer grado) fueron trasladados al Hospital Argerich, mientras el comisario de la seccional 24 decidía llevar detenidos a todos los futbolistas, incluso al entrenador de Boca, José María Silvero, y hasta al árbitro uruguayo Otero.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: