La familia Xeneize colapsó la cancha para darle todo su apoyo y aguante a los jugadores, que el sábado jugarán el partido más importante de sus vidas en la final de la Copa Libertadores ante River.

Los fanáticos hicieron filas desde tempano para poder estar adentro del estadio, pero fue tanta la cantidad de gente que se acercó a La Boca que terminó desbordando las calles del barrio. Y entre las miles y miles de personas que fueron, hubo una que lo vivió bien de cerca y que no se lo olvidará más.

Es que mientras el plantel realizaba el tradicional "loco" en el medio del campo de juego, un fanático se coló y se metió en el terreno. Con la camiseta rosa del Xeneize y un gorrito azul, este hincha logró atravesar la custodia para llegar hasta los jugadores.

Lo primero que hizo fue correr hacia sus ídolos. Para que no lo saquen los hombres de seguridad, Carlos Tevez lo buscó y lo abrazó, protegiéndolo. El Apache lo llevó al centro de campo mientras este fan estaba enloquecido con lo que vivía y el estadio lo aplaudía y lo envidiaba.

Guillermo Barros Schelotto se le acercó y le dijo algo, Ramón Ábila bromeó con él. Pero el momento cumbre llegó cuando Tevez le regaló su buzo de entrenamiento y él se lo cambió por su gorrita.

Después de saludar a varios futbolistas y volver a abrazar a Carlitos, este hincha fue invitado a retirarse mientras era ovacionado otra vez por la Bombonera. Una tarde que no olvidará jamás.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario