El primer tiempo fue difícil para Zapla. El equipo de Zingariello entró dormido y con muchos problemas en la generación de juego; una realidad diametralmente opuesta fue la del expreso tucumano, que arrancó enchufado y exigiendo siempre a Colli.

El gol llegó a los 30 del primer tiempo, cuando Zambrana de penal marcó para sembrar aun más dudas en un Merengue desconcertado.

La segunda mitad fue distinta. El ingreso de Villagra y Pablo Acosta le dieron mayor peso en lo ofensivo a un Zapla herido. San Jorge mermo todas sus intenciones ofensivas, parándose de contra para tratar de encontrar algún gol más.

Sobre el final, el equipo de Zingariello buscó con más ganas que con fútbol, careciendo de esa precisión necesaria para llegar al empate; El equipo tucumano se dedicó a defender con uñas y dientes el triunfo, parándose muy cerca de su arco.

El Merengue mereció algo más simplemente por el hecho de intentar. Sin embargo no pudo y sumó una nueva derrota.

Los jugadores, y sobre todo los hinchas, se retiraron con muecas de preocupación porque saben que el próximo partido es clave, casi una final, ante un rival siempre complicado como Juventud.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario