Tras los graves incidentes que hicieron suspender el encuentro del último domingo, la dirigencia del equipo salteño solicitó que el tribunal de disciplina de AFA actué con celeridad y sancione de manera ejemplificadora al equipo jujeño.

Es que según la dirigencia del cuervo ya habían advertido sobre la peligrosidad de realizar el partido en Perico, es por eso que los mismos habían solicitado el cambio de localía por una cuestión de seguridad.

Fueron cinco los jugadores heridos de Central Norte producto de una bomba de estruendo que fue arrojada sobre el final del encuentro cuando los jugadores del equipo salteño se retiraban al vestuario .

El más complicado es el vicepresidente segundo de Central Norte, Matías Aramayo, que tuvo que ser intervenido por las heridas provocadas por la explosión de la bomba.

La dirigencia del Expreso deberá ahora realizar un descargo explicando la situación luego de lo que fue el informe elevado por el árbitro tucumano Nelson Bejas .

Resta esperar si habrá sanción para Talleres de Perico, que en este contexto deberá revertir el 3 a 1 en contra. El panorama no parece nada favorable para un equipo que deberá afrontar compromisos complejos en lo futbolístico y en lo institucional.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario