En el encuentro entre el Barcelona y el Manchester United, Lionel Messi, preocupó a todos los presentes. En una acción en la mitad de campo, Chris Smalling saltó a destiempo y golpeó Messi, quien quedó tendido en el piso, sangrando y con rasguños y hematomas en la nariz y el ojo izquierdo. El juego no paró hasta que el Barcelona tiró la pelota afuera, momento en el que Rocchi autorizó la entrada de los médicos para tratar a la Pulga.

Embed

Al cabo de unos minutos, Messi pudo levantarse y abandonó temporalmente el terreno de juego para seguir siendo atendido.

Messi.jpeg

De inmediato, los médicos pudieron detener la hemorragia y el crack argentino pudo regresar al terreno de juego sin aparentes consecuencias, más allá de la herida que le quedó marcada en la nariz.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario