Faltan exactamente tres fechas para que termine el torneo y el equipo jujeño, lejos de ser aquel protagonista histórico y animador como uno de los grandes de la categoría, hoy vuelve al sprint final con mucha angustia e incertidumbre.

Astudillo, Morales Santos y hoy Marcelo “Popeye” Herrera forman la lista sucesoria de entrenadores que estuvieron en el banquillo albiceleste, claro los dos primeros fueron eyectados de sus puestos por el pobre rendimiento de un plantel que fue condenado por “el cambio de último momento” en el formato de torneo. Para los desprevenidos, este torneo se iba a jugar sin descensos y muchos clubes, entre esos el Lobo, se armaron demasiados “livianitos de nombre”.

¿Se puede y lo merece?

Claro que puede, porque ya mostró reacción en situación límites y muchos de los nombres que hoy integran en plantel como Ferreyra y Callejo entre otros, convivieron con la presión de jugar sin saber que les deparaba el destino pero persiguiendo la victoria con enjundia sin mirar el espejo retrovisor y el filo de la guadaña del descenso. Recuerden la campaña milagrosa de Sciacqua y aquel partido con la radio pegada a la cabeza.

Si lo merece, es casi incomprobable. Si bien el promedio es una cuestión cuantitativa, es cierto también que no sumó de local muchas veces y la herencia es media pesada pero, qué equipo brilló o de cuantos rendimientos inmaculados hablamos en esta devaluada B Nacional, hagan memoria…

Lo cierto es que la ilusión en el hincha está y los números acompañan, ya no hay tiempo para lamentos ni excusas. Debe sumar y aprovechar, ya no importa cómo, cuándo ni contra quien. Herrera y los suyos saben que en los próximos 3 partidos sumando victorias y quizás con algo de viento a favor en lo que respecta al presente de sus rivales esta mochila pueda ser parte del pasado.

La crítica sobre decisiones en la dirigencia, armado del plantel, niveles individuales, nombres y apellidos hoy no cabe en la cabeza ni en el corazón del hincha. Ya habrá tiempo para eso, hoy el Lobo debe defender lo que durante tanto tiempo sostuvo, su lugar y su plaza en las categorías importantes del fútbol argentino.

¿CÓMO SE DEFINEN LOS DESCENSOS EN EL TORNEO?

*Olimpo de Bahía Blanca: Depende de sí mismo. Si saca los seis puntos que quedan se queda en la categoría. En caso de sacar 4 y que Santamarina saque 9 y Gimnasia 6, habrá triple desempate

*Santamarina de Tandil: Es el más complicado. Necesita ganar todo y que Olimpo no saque más de 5 puntos o que Gimnasia no obtenga más de 6, para forzar un desempate

*Gimnasia y Esgrima de Jujuy: Depende de sí mismo. Si obtiene 6 puntos o más, se queda en la categoría. En caso de sacar 6 unidades y que Santamarina sume 9 y que Olimpo rescate 5 unidades, habría triple desempate.

¿QUÉ RIVAL LE QUEDA A CADA UNO?

A Gimnasia de Jujuy:

Gimnasia de Mendoza (L) domingo 7 de abril 17hs

-Villa Dálmine (V)

-Agropecuario (L)

A Santamarina:

Platense (L) lunes 8 de abril 20.30hs

Gimnasia de Mendoza (V)

Villa Dálmine (L)

A Olimpo de Bahía Blanca:

Morón (V) perdió 1 a 0

Independiente Rivadavia (L)

Quilmes (V)

Desde la temporada que viene, los peores del torneo bajarán de manera directa.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Encuesta

En vacaciones de invierno

Viajo al exterior
Viajo por el país
No viajo, pero descanso en casa
No viajo, ni descanso
ver resultados