Esta semana el tenista francés Nicolas Mahut jugó el partido final de su carrera en el Grand Slam parisino. Cayó ante el argentino Leandro Mayer en la tercera ronda por 6-3, 6-7, 4-6, 6-7.

Apenas terminó el partido, Mahut no pudo contenerse y, al ver que llegaba su retirada, comenzó a llorar. En ese momento, el mejor apoyo apareció. Su pequeño hijo cruzó la cancha y le dio un abrazo fuerte y largo.

La emoción del momento no solo tocó a Mahut, si no también a su rival y a todo el público de Roland Garrós, que lo ovacionó mientras abandonaba la pista junto al niño. El video conquistó las redes y emociona a personas de todo el mundo.

Embed

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario