Según la revista australiana OK! Meghan Markle está con los nervios a flor de piel, faltando menos de dos semanas para su boda con el Príncipe Harry.

Markle y Harry se casarán el próximo 19 de mayo en el castillo de Windsor; y esa ansiedad y nerviosismo se reflejaron en su peso, ya que de acuerdo con el tabloide la exactriz ya perdió 10 kilogramos por cuenta de toda la presión que viene sufriendo.

"Ella simplemente no tiene hambre, come a la fuerza. Realmente anda muy, muy nerviosa, y apenas puede dormir", justifica un informante. El vestido de novia de la futura esposa de Harry ya ha pasado por varias reformas, debido a su pérdida de medidas, asegura una fuente de la revista.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Se está leyendo

Las más leídas

Encuesta

¿Cuál es el menú ideal para el 25 de Mayo?

Locro
Asado
Empanadas
ver resultados