Farándula.. 

Santi Maratea, el influencer famoso por sus colectas

El influencer tomó popularidad hace varios años por medio de su canal de YouTube. Hoy en día, Maratea utiliza su fama para ayudar en causas benéficas.

En los últimos días el nombre Santiago Maratea tomó relevancia en redes sociales y portales de la Argentina, a raíz de que en menos de 24 horas logró consegur $100 millones para colaborar y ayudar a combatir los incendios en la provincia de Corrientes.

Maratea nació en San Isidro el 25 de junio de 1992. Es el menor de cuatro hermanos y hace tres años tuvo que atravesar la pérdida de su madre, que se suicidó. Santi empezó a adquirir popularidad por los jóvenes por medio de Twitter y YouTube en los últimos diez años.

Pero su fama se agrandó cuando decidió comenzar a hacer contenido en Instagram. En ese espacio, cautivó usuarios de todas las edades e incluso llegó a tener su propio programa radial, llamado Generación perdida, por Vorterix.

Hoy en día, Maratea tiene más de 2 millones y medio de seguidores en Instagram y más de seis millones entre todas sus redes sociales. El chico tiene conciencia de su relevancia e influencia, y en el último tiempo comenzó a organizar colectas solidarias de toda índole.

Santiago hace destacar la importancia que le da a sus movidas solidarias, no solo en términos económicos: suele compartir varios posteos para seguir el avance del tema, y, siempre que puede, se acerca de forma personal a ayudar. A su vez, algunas de estas historias tuvieron finales tristes, y Maratea no tuvo inconvenientes en mostrar su dolor y tristeza en aquellos momentos.

El joven ayudó, por ejemplo, para tratamientos casi imposibles de llevar adelante, como el de Ezra, que sufría un cáncer muy agresivo, o para conseguir medicamentos costosos, como el que necesitaba el locutor Julio Sosa para combatir la ELA.

Además, colaboró en causas menos conocidas, como la donación de casi 100 mil dólares a los atletas argentinos que querían viajar al Sudamericano de Ecuador.

image.png

También colaboró en donar plata a un santuario de elefantes, para el traslado de Tamy desde el Ecoparque de Mendoza a Brasil y, en otra oportunidad, pudo recaudar más de dos millones de pesos para la comunidad Wichi en Salta.

Otro caso muy recordado es el de Emma, una bebé con Atrofia Muscular Espinal (AME) que requería el medicamento más caro del mundo, valuado en más de dos millones de dólares. Maratea logró juntar el dinero en tiempo récord.

A fines de 2021, Santiago Maratea se refirió al beneficio económico que obtiene de las colectas solidarias que hace a través de sus redes sociales: “Me podría haber hecho famoso por saber usar muy bien los bitcoins y usar mi poder de inversión en ayudar a otra gente, pero lo más groso que yo tengo es la cantidad de personas que se suman, lo alto que es mi rating, si lo comparamos con la tele, cuando me pongo a ayudar”, manifestó en Los ángeles de la mañana.

“Cada vez que hago una colecta la cantidad de gente que ve mis historias sube. Es evidente que hay un interés en la gente en ser parte, en pertenecer. Uno puede usar la empatía como motor de productividad. A mí me va mejor y gano más plata porque ayudo a otras personas... Yo vivo del laburo que tengo de siempre y es con las marcas y como influencer”, detalló el joven sobre su fuente de ingreso.

image.png

Después, admitió que perdió varios sponsors por sus colectas benéficas: “Tuve que dejar muchas marcas de lado también, porque me quise meter en temas que abarcaban las marcas para las que laburaba y no podían encargarse en ese momento. He dejado a las empresas que mejor me pagaban pero la fuerza que tiene lo que hago genera mucha más plata que el trabajo que tengo como influencer. Nada funciona tanto como esto”.

Finalmente, reconoció que para él, su fuente de ingreso ya está cubierta con su presencia mediática: “Con las redes yo tengo un negocio armado que camina solo. Puedo desaparecer cinco meses y el negocio va a seguir funcionando igual”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: