El padre de Kevin Colqui, el adolescente de 18 años que falleció ayer a la madrugada en el arroyo Las Martas de Alto Comedero, está convencido de que a su hijo lo mataron. Esta tarde, mientras esperan los resultados de la autopsia, Ramiro Guanca insiste en que no hay ninguna señal que indique que el chico haya caído al zanjón.

“Yo creo que lo golpearon y lo tiraron ahí porque en el lugar en que lo encontraron no hay rastros de que se haya resbalado. Es tierra arcillosa y en la noche se humedece, y ahí no hay ningún rastro de caídas, explicó Guanca.

El zanjón donde murió Kevin es la parte final del arroyo Las Martas, que divide los barrios B2 y 270 Viviendas de Alto Comedero. Se trata de un lugar mal iluminado. “Es oscuro, pero Kevin lo conocía muy bien. Él conocía bien la zona porque siempre andaba por ahí, allí es donde llevaba sus caballos a toda hora”, relata su papá.

En la madrugada del miércoles, cuando Kevin y su hermano menor bajaron de un taxi los quisieron asaltar en el límite del barrio B3. Corrieron hacia el zanjón para huir del robo. Cuenta Guanca que “Kevin chocó a su hermano por la espalda, él cayó pero siguió corriendo hacia el zanjón. Escuchó a Kevin seguir corriendo pero después no lo vio más. Salimos a buscarlo y ya no estaba por ningún lado”.

Su papá indica que “por el momento, la Policía dijo que no tenía signos de golpes, pero vamos a saber todo después de la autopsia”.

kevin colqui.jpg

Mientras esperan el resultado, sus seres queridos están juntos, sin consuelo. Kevin era un miembro de la familia gaucha jujeña. “Era un buen chico, muy amiguero, que no tenía problemas con nadie. Mi otro hijo está shockeado, se siente culpable. Estamos todos destruidos; 18 años, toda una vida por delante”, cierra el padre.

kevin colqui familia.jpeg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario