El lunes pasado solicitaron el pedido de detención de un sacerdote de la ciudad de El Carmen acusado de abusar sexualmente de una menor de diez años. Según la denuncia que radicó la madre de la nena, una mujer allegada a la familia es quien habría llevado a la niña junto al sacerdote y otro hombre. Estos últimos serían quienes abusaron de ella. Hoy el Ministerio Público de la Acusación brindó una conferencia de prensa para dar a conocer los avances de la causa.

El fiscal responsable, Darío Osinaga, detalló que actualmente están imputados dos hombres y una mujer. “Después de tomar la denuncia se dispuso de forma inmediata trasladar a la menor a las instalaciones del Ministerio Público para que la doctora Gilda Vallejo realice el examen médico legal ginecológico”, comentó sobre el accionar de la Justicia.

Osinaga especificó que realizaron una inspección en un domicilio previa autorización del Obispo de Jujuy por tratarse de una dependencia relacionada con el sacerdote. “No se trató de un allanamiento porque fue en forma voluntaria y se hizo en presencia de los abogados defensores”, explicó el fiscal.

En la casa relacionada con el sacerdote imputado fueron recabadas pruebas “de muchísima importancia para esta causa”, según expresó el fiscal.

Después de la inspección y tras haber tomado elementos probatorios fue solicitada la detención del sacerdote y la de una mujer de 21 años. Quedó entonces pendiente la identificación de un hombre partícipe del delito.

Osinaga comentó que realizaron un recorrido fotográfico y que, tras la declaración de la menor en cámara gesel, libraron la orden de detención en contra de una persona que estaría indicada como uno de los autores del abuso sexual.

En el día de hoy ese tercer imputado designó abogado defensor, y tal como hicieron las otras dos personas imputadas, se abstuvo de declarar.

Según comentó Osinaga, actualmente tienen "muchas pruebas" para continuar con la investigación. Entre los objetos secuestrados hay dos teléfonos sobre los cuales prevén realizar una pericia informática en los próximos días. “El paso siguiente es solicitar la autorización de la extracción y análisis de los datos”, indicó el fiscal sobre los futuros pasos a seguir.

Con relación a otras pruebas, Osinaga señaló que “gente de criminalística hizo pequeños cortes en ropa de cama que podrían ser compatibles con material biológico como puede ser sangre o semen”.

“Existen varias líneas investigativas y estamos siendo muy cuidadosos. Tenemos una primera hipótesis fuerte”, dijo el fiscal y aseguró que no descartan la posibilidad de que existan otras víctimas. “Tenemos otra línea para ver si esto era un modus operandi”, explicó.

Por otra parte, en la denuncia de la madre de la nena aseguran que hubo un pago por parte del sacerdote a la mujer imputada en la causa. Con respecto a eso, Osinaga explicó: “La menor refiere que hubo una entrega de dinero pero no está probado que así sea”.

El fiscal hizo especial hincapié en el trabajo del personal del Ministerio Público y argumentó que tienen muchas pruebas para producir. En este sentido dijo que el sacerdote “no tiene ningún privilegio”.

Todo Jujuy on Facebook Watch

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario