Normando Álvarez García asumió como el nuevo ministro de Trabajo de la provincia de Jujuy tras la salida de Jorge Cabana Fusz, quien fuera denunciado por una empleada de dicha cartera por acoso sexual y laboral.

En su primer discurso como funcionario, el ex embajador argentino en Bolivia destacó que los pilares de su gestión serán la honestidad y la transparencia. “Odio la corrupción y quiero terminar con ella”, dijo ante los medios de prensa.

Además, subrayó que el objetivo de los funcionarios no tiene que ser el enriquecimiento ni la mejora de su situación personal, sino el estar al servicio de la población. “Las puertas del Ministerio van a estar abiertas para todos los trabajadores y vamos a defender sus derechos”, dijo.

Indicó también que quieren terminar con la violencia laboral, anunciando que se instalará un buzón para denuncias con respecto a este tema de personas que no quieran dar su nombre.

Teniendo en cuenta que hoy iniciaron las paritarias docentes a nivel nacional, explicó que los ministros de Educación y Hacienda se encuentran en Buenos Aires participando y traerán las conclusiones a la provincia. “Es necesario iniciar la negociación para que los docentes empiecen bien el año”, dijo.

Por último destacó: “Nada asegura que mi trabajo sea el mejor pero haré el intento para que ese sea el resultado”.

Por su lado, el gobernador Gerardo Morales indicó que: “Álvarez García nos representó muy bien en Bolivia a todos los jujeños y argentinos”. “Tuvo un rol fundamental que se destacó en momentos muy difíciles del vecino país, lo que fue reconocido por autoridades de ambos países”, puntualizó.

“Él tuvo fortaleza y convicción para tomar decisiones que tuvieron mucho que ver con la vida y los derechos humanos con representantes de Evo Morales que atravesaron una situación difícil”, finalizó.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario