Este 6% fue anunciado en las negociaciones de agosto, cuando cerraron un 4% de incremento, aunque no fue acordado, ni aceptada por los gremios.

Además se aplicará el decreto presidencial que ajusta un 35% el salario mínimo vital y móvil llevándolo de $12.500 a $16.875 como lo cobrarán desde octubre los estatales. En el caso de los docentes el básico desde octubre será de $20.220.

Los sindicatos se reunieron y evaluaron la situación comparando los números de la inflación con los aumentos otorgados y la falta de voluntad de diálogo del gobierno.

El próximo miércoles 6 de noviembre habrá un Plenario Provincial de Delegados con la idea de definir acciones concretas si el Gobierno no vuelve a convocar a los gremios provinciales a paritarias.

En primer lugar definieron los puntos para una presentación judicial intimando al Ejecutivo provincial a retomar la negociación paritaria.

En segundo término convocaron al Plenario Provincial de Delegados el 6 de noviembre con horario y lugar a confirmar.

Por último decretaron estado de alerta, movilización y asamblea permanente.

Los gremios recordaron que en el 2016 quedaron un 8% por debajo de la inflación, en el 2017 un 5%, en el 2018 un 20% y no quieren cerrar este año con una diferencia tan grande que les haga perder poder adquisitivo y les dé sueldos de indigencia teniendo en cuenta que la canasta básica supera los $33.000.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario