Si bien la gran mayoría sube hoy, otros eligieron hacerlo desde ayer. Con menos gente movilizándose, menor dificultad para llegar hasta el barrio y tranquilidad para el ascenso, se ven a cristianos buscando el punto más alto del cerro.

“Venimos para cumplir con la peregrinación, saludar a Jesús y agradecer por lo que nos dio este año, por la salud, el trabajo y la unión familiar”, dijo un peregrino.

La tradición de muchos jujeños de subir para rogar por sus seres queridos, pedir por trabajo y salud y reencontrarse con Dios, rememorando la pasión de Cristo, se suma a la visita de turistas que llegan especialmente para ser parte de esa movilización de fe.

El camino está en condiciones, más allá de las últimas lluvias, y quienes decidan ascender lo podrán hacer sin mayores dificultades.

“Lo hacemos en familia y enseñándole el significado de la peregrinación a los chicos”, decía una mujer que con bebidas y paraguas en mano, mostraba su devoción por Dios.

“Subí muy bien- decía una joven- Vengo casi todos los años a pedir salud, amor y trabajo”, argumentaba, sin poder disimular el cansancio por el esfuerzo.

Seguridad en la zona, con calles cortadas para el tránsito, puestos de comida y bebidas y policías en el camino, son parte de un operativo que busca garantizarla tranquilidad de la movilización.

Según las primeras estimaciones, más de 30 mil personas ascenderán este viernes al cerro, para orar, dejar como símbolo una vela al pie de la Cruz y volver a demostrar su fe inquebrantable.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario