Opinión. 

Crece el desconcierto en el Frente del Todos

Por Alberto Siufi

Por  CPN Alberto Siufi

Cada día es más visible la existencia de un gobierno bifronte en el país, muchos se preguntan dónde está el verdadero ejercicio del poder, si antes era difícil creer que el presidente realmente lo tenía desde la llegada de José Manzur a la jefatura de gabinete el desconcierto es cada vez mayor.

El tironeo es cada vez más insoportable y este 17 de octubre se graficó con claridad, desde la imposibilidad de consensuar una fecha con la CGT que lo anunció para el día 18 hasta el anuncio del Presidente de no convocar por ser el día de la madre; decisión que no duró ya que en menos de 24 horas volvieron a llamar a juntarse. Lo cierto es que desde los sectores de la Cámpora desoyeron a Alberto Fernández, invitaron y torcieron la voluntad presidencial, quien terminó por sumarse a una simple convocatoria a celebrar el día de la lealtad, hecho que generó marchas y contramarchas desnudando lo difícil que es en el oficialismo consensuar hasta lo más elemental.

Muchas cosas para destacar en la semana que pasó, la inflación fue noticia con muchas derivaciones, desde su medición de 3,5 % para septiembre lo que llevó la anual a 37 % y los últimos doce meses a 52,5 % hasta su tratamiento en el coloquio de Idea y en el gabinete. En el coloquio de Idea fue motivo de tratamiento obligado, los empresarios la incorporan en el eje de los problemas y pidieron un tratamiento serio con un programa creíble. El FMI que fue visitado por el ministro Guzmán habló de una inflación desanclada graficando de esa manera el descontrol que tiene, el gobierno como respuesta reemplazó a Paula Español por Roberto Felleti marcando las diferencias en el gabinete y ratificando la vieja y 7 veces fracasada idea de combatirla con controles de precios, congeló más de 1200 artículos y amenazó con la ley de abastecimiento y controles callejeros con gremios y sindicatos. Para que quede claro cuando hablan de no ajustar le decimos que la inflación es el peor de los ajustes donde sueldos y jubilaciones quedan pulverizados con estos índices.

El viaje al FMI encarado por el Ministro Guzmán tuvo buenas y malas, por un lado, se despejó el temor del desplazamiento de Kristalina Giorgieva, la única buena, no se avanzó nada en la pretensión de bajar tasas y duplicar plazo de pago, nos dijeron que hay cosas que ajustar, inflación, brecha cambiaría, déficit fiscal, emisión monetaria, sin dudas que en el fondo no creen en el remedio Felleti, por eso nos recomiendan bajar la emisión para atenuar la inflación, lógica económica pura. José Manzur se sumó a la comitiva para hablar con inversores, Argentina parece importarle cada vez menos al mundo, la fama de incumplidores seriales obliga cada vez a más esfuerzo para ser escuchados, Manzur intenta por todos los medios generar la idea que Alberto Fernández es el que ejerce el poder en Argentina, busca la posibilidad de una foto de nuestro presidente con Joe Biden, tarea que no será nada fácil.

Uno de los bloques del Coloquio de Idea marcó la preocupación por la pérdida de calidad institucional y democrática, se habló de autocracia y de la preocupación porque el 68 % del mundo vive en verdaderos gobiernos autoritarios elegidos en forma aparentemente democráticas pero que se transformaron por la pérdida de calidad institucional. Los empresarios en Idea marcaron la necesidad de reformas laborales, terminar con doble indemnización y prohibición de despidos, hace falta generar el clima factible para crear puestos de trabajo, esto todos lo dicen pero no se ve una decisión en ese sentido, el Presidente prometió un decreto para compatibilizar los planes sociales con el trabajo registrado, habló de la generación de empleo pero todo parece más voluntarismo que una política de estado. Hasta el Papa Francisco mandó un mensaje refiriéndose al asistencialismo y la dignidad del trabajo. Hará falta un gran consenso nacional para avanzar en ese sentido, empresarios, sindicatos, organizaciones sociales y política, deberán tener mucho más que voluntad para poder avanzar en esa dirección.

En la semana vivimos una demostración de la furia piquetera, jornadas de corte y de extorsión lisa y llana se vieron en todo el país y sobre todo en CABA, miles de piqueteros coparon los accesos y con intransigencia total sometieron a toda la gente para supuestamente pedir trabajo. Hoy tenemos 1.131.977 planes potenciar trabajo, este gobierno creó 958 por día, un verdadero ejército organizado para protestar, una demostración de clientelismo explícito que todos vimos con asombro, hoy cobran 14.040 por plan, una miseria pero sin embargo la gente no quiere perder y por eso las economías regionales no consiguen gente. Aumentar los valores se hace imposible para el déficit fiscal.

Hablar de trabajo genuino para transformar esos planes podría ser un programa de 5 años, hoy es nada más que un deseo o un engaño electoral. Para crear empleo con estas leyes laborales, impositivas, cepo, inestabilidad política e inflación es difícil creer que llegue gente a invertir.

La inseguridad también estuvo en la agenda, el brutal asesinato de Lucas Cancino de 17 años hizo aflorar viejas quejas, la justicia que libera a los delincuentes, las actitudes de un gobierno garantista, la política de seguridad que se fija más en los derechos de los delincuentes y no de las víctimas, lo de siempre, solo que cuando suceden temas tan atroces se reinstala un tiempo para luego quedar como siempre en la nada.

En materia electoral la semana también estará complicada para el gobierno, la brutalidad de su ministro de seguridad Aníbal Fernández con el dibujante Nick complicó la campaña, todo intento de instalar mensaje electoral fue opacado por el inefable Aníbal.

En Jujuy se avanza a paso firme con la campaña, el oficialismo puso al frente al Gobernador Morales que salió con todo hasta el día 20 donde los actos de gobiernos considerados electorales no deben realizarse, los candidatos están un poco opacados por la fuerte presencia de Gerardo. En el Frente de todos son Leyla Chaer y Rodolfo Tecchi las caras visibles quienes salen a caminar la provincia en una campaña provincializada como se decidió en nación, pero con un ojo puesto en cómo evitar que los errores nacionales perjudiquen lo menos posible en Jujuy. Las encuestas hablan de un crecimiento vertiginoso de la Izquierda que podría pelearle el segundo lugar al PJ. La izquierda se entusiasma, camina puerta por puerta y evita confrontar mucho, sabe que el descontento de las otras fuerzas puede ser su capital, agitar lo menos posible las aguas puede ser su negocio.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: