La policía desalojó hoy a la familia Bustamante, en el sector B 2 de Alto Comedero. Según relató Angélica Mendoza fue por la fuerza y la dejaron en la calle. La mujer, madre de cinco hijos y a cargo de una nieta, criticó la actuación de la jueza y del comprador.

Mendoza admitió que pidió un préstamo y por no poder pagarlo, su casa fue rematada. El comprador quiere ocuparla y acudió a un juez que le dio la razón. “Me desalojaron como un perro, no les importó”, comentó y agregó que en la audiencia con la jueza y el comprador le dieron como solución pagar en dos días 900 mil pesos.

“Del Ministerio de Desarrollo me dijeron que me van a buscar una vivienda, pero mi hijo Mateo tiene parálisis cerebral, es convulsivo”, dijo, justificando la necesidad quedarse en la zona, muy cerca del hospital Snopek.

“Ellos me quieren dar una vivienda en las 30 hectáreas y es muy lejos, no llegó al hospital, si no tuviera ese problema me voy a un zanjón, pero mi hijo necesita un hospital”, dijo entre lagrimas.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario