Justo en el horario de apertura de los comercios la lluvia complicaba los ingresos a la ciudad, las calles y esta vez también el interior de los comercios en los que las cloacas colapsaron y vertían por los inodoros.

Varios centímetros de agua de olor nauseabundo se empozaron en los comercios que debieron ser limpiados por los empleados. Las veredas también estaban colmadas de aguas servidas y de olor nauseabundo.

Los comercios se inundaron y no pudieron abrir sus puertas al público. Los comercios se inundaron y no pudieron abrir sus puertas al público.

“Desde los inodoros reflotaron los fluidos y nos inundamos, parece que en la modificación de las obras unieron un sistema de conexión pluvial y cloacal. Nos pasa cuando llueve, no es la primera vez” expresó el dueño de una de las librerías afectadas.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario