Historias.. 

Fútbol y homosexualidad: la historia de un jugador jujeño

Un tema tabú en el fútbol es la homosexualidad ya que dentro de ese ambiente persiste un machismo que discrimina y aleja a muchos hombres gays de este deporte.

El fútbol es uno de los deportes que aún se resiste a la homosexualidad y en el que persiste un ambiente machista con mucha discriminación y burlas. Por eso, para un hombre gay practicarlo es muy difícil y lamentablemente debe pasar por situaciones dolorosas, como fue el caso de Ernesto Tolaba, un futbolista jujeño de San Pedro que se animó a contarle su historia a Todo Jujuy.

Su relato toma mucha más fuerza ya que en la semana, el ex futbolista Patrice Evra que triunfó en el Manchester United, entre otros equipos, hizo unas polémicas declaraciones sobre la homosexualidad en el fútbol:

“Cuando estuve en Inglaterra, trajeron a alguien para hablar con el equipo sobre la homosexualidad. Algunos de mis compañeros dijeron durante este intercambio: ‘Es contra mi religión, si hay un homosexual en este vestuario, que se vaya del club’, etc. En ese momento, dije: ‘Todos cállense’. Yo jugué con jugadores que eran homosexuales. Cara a cara, se abrieron conmigo porque tenían miedo de hablar de otra manera. Hay al menos dos jugadores por club que son homosexuales. Pero si en el fútbol dices que eres gay, se acabó", afirmó.

Ernesto tiene 32 años, es simpatizante de Boca Juniors y juega al fútbol desde muy pequeño. Lo hace en torneos de barrios de San Pedro y también en la Liga Regional del Ramal. Sobre este deporte cuenta que fue "algo muy lindo que lo llevó a conocer mucha gente" y que lo ayudó a tener mucha recreación en momentos difíciles de su vida: "en mi casa tuve muchos maltratos, el ambiente era tenso y jugar siempre me sacó de esos problemas", comentó.

132032164_418886442571531_3356939188785091684_n.jpg
Ernesto y su equipo de la localidad de San Pedro.

Ernesto y su equipo de la localidad de San Pedro.

Homosexualidad y fútbol

Tuvo una infancia muy difícil en San Pedro ya que además de sufrir maltrato, su familia era muy conservadora y "no me dejaban ser yo". Fueron muchas las situaciones por la que tuvo que atravesar de pequeño, pero pese a todo eso nunca abandonó su sueño de jugar.

Sus amigos, amigas y algunos compañeros de equipo fueron claves para que Ernesto no baje los brazos y pueda seguir jugando, pero también hubo personas que lo discriminaron, "tuve compañeros que no querían entrenar conmigo porque era gay. Me tocó una vez que un DT me humilló delante de todos diciendo que era demasiado delicado para practicar este deporte".

Asimismo mencionó que "en el vestuario también me pasaron cosas feas con compañeros que querían pegarme, entonces prefería evitar eso y dejar de ir".

Retomó su sueño

Ernesto comentó también que muchas de esas situaciones en las que se enfrentó al machismo del futbol lo llevaron a dejar por un tiempo, pero luego retomó y actualmente juega la Liga del Ramal para el equipo Parapetí de San Pedro.

"Hacer oídos sordos a palabras necias para evitar peleas. Este deporte me permitió ser yo mismo, conocí buenas amistades y personas buenas", con ese mensaje finalizó su relato y alentó a que no dejen de jugar a todos aquellos que por motivos de machismo y por su orientación sexual dejaron de hacerlo.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: