Se confirmaron varios casos en las Yungas, aunque las autoridades dijeron que hay contención para evitar un brote. Miguel Muñoz, director de la Región II del Ministerio de Salud, le confirmó a TodoJujuy.com que además de casos detectados en Libertador, Caimancito tiene 46 y Yuto, 56.

La enfermedad es producida por un parásito del género Leishmania que se transmite por la picadura de un insecto infectado por el parásito, el flebotomo o mosca de la arena. Hay dos formas clínicas de presentación, la leishmaniasis cutánea y la visceral.

“Hay otros casos sospechosos que se están evaluando –dijo Muñoz-. Los afectados están bajo tratamiento, individualizados y con seguimiento médico en su lugar de origen”, detalló el profesional, e indicó que la provincia ingresó en el pico máximo de estos últimos 10 años.

Te puede interesar: Investigadores argentinos, premiados para desarrollar una vacuna oral contra el Chagas

El contagio a las personas se produce a través de la picadura del mosquito, luego de picar a un animal infectado. La enfermedad no se transmite por contacto directo de persona a persona o de animal a persona. El vector trasmisor no es un mosquito común, es un insecto al que se le llama flebotomo y es más pequeño, de color amarillo y de vuelo silencioso.

“No tiene un rango de movimiento grande, solo de algunos metros. Está en lugares húmedos y con sombra, una característica diferente a otros vectores como los del zika o el dengue”, dijo Muñoz, y afirmó que al encontrarse en el monte, es imposible poder fumigar esa extensa zona.

Dos formas de presentación de la enfermedad

La cutánea se caracteriza por la presencia de una o más lesiones ulceradas en la piel que se desarrollan después de semanas o meses de la picadura. Generalmente son indoloras, pero pueden ser dolorosas cuando se infectan. Normalmente curan, incluso sin tratamiento, aunque pueden durar meses o años y dejar cicatrices.

La forma visceral es la más grave y afecta a varios órganos internos, habitualmente el bazo, el hígado y la médula ósea. Generalmente los síntomas son fiebre y pérdida de peso, acompañados de un aumento del tamaño del hígado y el bazo.

“Se trabaja en la fumigación de las casas y en el bloqueo domiciliario”, detalló el funcionario del ministerio, y aclaró que “es normal y característico que tengamos en Jujuy leishmaniasis, porque tenemos en contra las características del clima, como la humedad”, subrayó Muñoz.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario