Los gobiernos de China y Argentina trabajan en un acuerdo para la cría de cerdos en nuestro país, que incluiría una millonaria inversión que superaría los 3.500 millones de dólares. Según se desprende de la última reunión donde participaron los integrantes de la Mesa Nacional Porcina y representantes de varias provincias, el NOA sería elegido como la zona para fabricar las plantas productoras y especialmente Jujuy.

Mientras terminan de definirse los detalles del convenio productivo internacional con China, trascendió que Jujuy está incluida en el proyecto, que impulsará el crecimiento del sector para promover la exportación al país asiático.

El acuerdo busca incrementar en 882.000 toneladas la producción de carne, ya que hoy alcanza algo menos de 700.000 toneladas. China eligió Argentina para el proyecto alimentario por las ventajas agroclimáticas, según adelantaron funcionarios de ambos gobiernos. “En Jujuy y el NOA en general la capacidad productiva porcina es muy grande y con muy buenas posibilidades de crecimiento”, expresó Patricia Ríos, Secretaria de Desarrollo Productivo de Jujuy.

Te puede interesar: COVID-19: La vacuna producida en Argentina estará lista el primer semestre de 2021

“Hay que tener en cuenta que somos una región del país que presenta producción de grano local y por lo tanto contamos con la posibilidad de transformar la proteína vegetal en proteína animal de manera regional . Es una oportunidad a tener en cuenta a la hora de pensar en estas inversiones”, agregó la funcionaria.

Además, Ríos enfatizó que en la provincia existe una alta capacidad productiva de ese tipo de carne. Hoy casi el 80% de esa producción está en manos de pequeños y medianos productores. Sobre el tema, recalcó la funcionaria que la capacidad de crecimiento en Jujuy es alta.

Cría de cerdos de Jujuy para China.jpg
Cría de cerdos de Jujuy para China

Cría de cerdos de Jujuy para China

Ríos subrayó que la provincia no tiene gran desarrollo tecnológico, por lo que la necesidad de mejoramientos en la cadena productiva porcina en general, como la materia prima en infraestructura, nutrición, manejo, sanidad, más progresos en el transporte, faena, industrialización y comercialización del producto final, es vital para tener éxito en el proyecto.

La propuesta de China implica la asociación entre capitales de ese país y el nuestro, haciendo hincapié en el rol que el productor nacional tendrá para la instalación de los núcleos productivos. “Las exigencias ambientales a nivel mundial son fuertes y se deben respetar”, dijo la responsable del área de Producción e hizo hincapié en los tratamientos de efluentes, bienestar animal y contaminación ambiental, entre otros.

La regulación y el seguimiento de las plantas están a cargo de Nación y de cada provincia. “La provincia pide el núcleo, Nación se lo aprueba y entra la inversión china con una o varias inversiones jujeñas. La provincia en conjunto con Nación deciden dónde se van a poner los criados, el matadero y demás”, indicó Ríos.

Según comentó la funcionaria, los núcleos se plantean para alcanzar un incremento de 60.000 madres el primer año, y pueden ser 5 núcleos de 12.000 madres o 10 núcleos de 6.000. “Estos criaderos generan mejoras para la economía regional donde se instalan no sólo mano de obra en el funcionamiento del criadero, sino también en materia prima nutricional como el grano y el transporte de los productos. El esquema de incremento de la producción se planteó sobre la base del desarrollo de 25 unidades integradas de 12.000 madres cada una”, resaltó.

Patricia Ríos.jpg

Los núcleos obligan también a la instalación de una planta de faena, la cual también generará movimiento económico local, teniendo una capacidad estimada de más de 200 animales por hora. “Esto nos permite negociar una vez a la semana para que se faenen para los productores locales a bajo costo, lo que beneficiaría a la producción local”.

Sobre el uso de la genética, la responsable de la Secretaría de Desarrollo Productivo confirmó que sería nacional y no extranjera, lo que implica un beneficio para las cabañas provinciales y regionales. “Esta inversión debe apuntar netamente a beneficiar las economías regionales, por lo que se pusieron condiciones a los inversores como que deben haber socios argentinos en los núcleos, que las inversiones deben ser en el interior del país donde no existen gran número de inversiones para no saturar otras zonas”.

Para el Gobierno es clave resguardar la producción local; “por eso una de las condiciones es que la exportación del volumen de carne porcina producida en estos núcleos sea total para evitar afectar a la producción regional ya que no podría competir”, cerró Ríos.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario