Opinión.. 

La campaña tabacalera

Columna de opinión por Pedro Pascuttini, presidente de la Cámara de Tabaco de Jujuy.

Por  Pedro Pascuttini

La campaña 2021/2022 concluyó con destacados resultados. La superficie plantada fue de 12.521 hectáreas, de las cuales, 580 has fueron afectadas por siniestros de granizos y dadas de baja. El acopio final de la provincia de Jujuy fue de 30.558.443 Kgrs. Con precio para la clase máxima (B1F) $287,83 por Kgrs. y un promedio de $ 231 lo que constituyó al momento de la fijación del precio u$s 2,60. Resultados que permitirán tener, a la provincia de Jujuy, una mayor participación en el reparto nacional de los recursos del Fondo Especial del Tabaco.

Año 2021: 29,71%; expectativa por el 2022: 34% aproximadamente, la cifra definitiva se conocerá una vez concluido el acopio de la provincia de Misiones.

Cosecha que el productor tabacalero realizó luego de sortear infinidad de adversidades más allá de las imponderables climáticas: costos de producción con inflación en pesos y dólares, imposibilidad de contar con preasistencia para producir, limitado acceso bancario, irregularidad en la prestación de los servicios de energía eléctrica y gas, escases de mano de obra y resistencia a la registración de los mismos.

Perspectivas para la nueva cosecha

Lo positivo es que se divisa un nuevo año de demanda del tabaco jujeño. Dealer, Industria y Compradores Internacionales demuestran un marcado interés por el tabaco jujeño con posibles incrementos de volúmenes a adquirir. En ese sentido el productor tabacalero jujeño ofrece un producto con valores agregados importantes que puede ser utilizado tanto en el fumado tradicional por combustión como en el nuevo y del futuro por calentamiento, como es el caso del “IQOS”, impulsado por la Philip Morris Internacional.

Tabaco cuya elaboración está acompañada por una férrea trazabilidad, buenas prácticas agrícolas, control de los insumos y agroquímicos de acuerdo con el vademécum de la OMS, con estricto cumplimiento de las leyes laborales, libre de trabajo infantil, Convenio de Corresponsabilidad Gremial (garantiza el cien por cien de la registración de todos los trabajadores rurales utilizados en la actividad tabacalera a través de una tarifa sustitutiva abonada por kgrs. de tabaco con recursos del fondo especial del tabaco pagados directamente a la AFIP) y la participación de la Aseguradora de Riesgos del Trabajo (Cia. Argentina de Seguros LATITUD SUR S.A.).

Claro está que también existe un devenir para poder producir con algunos obstáculos que constituyen una limitante para tan serias posibilidades y deseos de recuperar algunas hectáreas en la superficie a plantar. Ellas son: El agua, los costos de producción, industrialización y puesto en barco o en origen de compra del tabaco, las retenciones a las exportaciones de tabaco (hoy imposición del 12%), inflación en pesos y en dólares, escases de abono y fertilizantes, magros precios pagado al productor y su forma de efectivizarlo y cancelarlo con costos financieros no reconocidos.

Si, puede interpretarse que con todo este panorama es de locos producir, pero si algo caracteriza al productor jujeño, además de saber producir excelente tabaco, es su espíritu y perseverancia de seguir adelante con trabajo, esfuerzo, austeridad, respeto, a brazo partido siempre con la fe de que este año va ser mejor, porque sabe que por cada hectárea de tabaco se utilizan 142 jornales, que eso significa trabajo, dignidad, circulación económica social, derrame y una esperanza de mejor calidad de vida para todos los que dependen directa e indirectamente de la actividad tabacalera.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: