Casi libre. 

La mujer que pasó cocaína para pagar la quimioterapia de su hijo quedó al borde del sobreseimiento

El fiscal de Jujuy retiró los cargos.

Por considerar que ya no quedan argumentos para imputarle el delito de transporte de drogas, el fiscal federal de Jujuy, Federico Zurueta, retiró los cargos y basamentó su decisión en que Claudia S.E. ya no tiene quien la acuse y levantó los cargos como había pedido la defensa pública de la imputada, y le pidió al juez federal Ernesto Hansen, a través de un dictamen, que confirme el cierre de la causa.

La mujer de origen boliviano y embarazada de cuatro meses, fue detenida la noche del 24 de octubre de 2017 cerca de Ledesma, cuando Gendarmería revisó el remís que ella había tomado en Orán con destino a Güemes. Un perro marcó sus dos valijas, que en un doble fondo contenían poco más de un kilo de cocaína divididas en 40 paquetes. Claudia quedó detenida en el penal de mujeres de Güemes acusada del delito de transporte de sustancias ilícitas y allí dio a luz cinco meses después a Sheila Jazmín.

La mujer declaró que un grupo narco le ofreció pasar la droga a cambio de 500 dólares, entregando las valijas en el barrio porteño de Liniers, donde el dinero le serviría para pagar el tratamiento de quimioterapia de su hijo Fernando, quien sufría un tumor en su pierna derecha. Además dijo que no sabía lo que transportaba y que fue la única opción que encontró para solventar el tratamiento que no lo cubría el sistema de salud de su país.

Sin su madre, el joven abandonó el tratamiento y la enfermedad empeoró, a tal punto que debieron amputarle su pierna derecha, pero el cáncer no se detuvo. El octubre y aun presa en Salta, el juez Hansen concedió un permiso de corte humanitario para que pudiera viajar a Bolivia. Cuatro días después de estar con su hijo, el 17, Fernando murió.

El sobreseimiento a la joven de 33 años le significaría que queda libre de culpa y cargo y no habría razones para que el juez continúe con la investigación. Zurueta elevó el dictamen con el respaldo de otros tres fiscales federales: su par de Salta Eduardo Villalba, la titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres (UFEM), Mariela Labozzetta, y el procurador de Narcocriminalidad (PROCUNAR), Diego Iglesias. En el dictamen los funcionarios judiciales consideran que, con las últimas pruebas presentadas por la defensa de Claudia S.E., no hay razones para mantener la acusación.

"El fallecimiento de su hijo fue fundamental. Quedó muy en claro la falta total de asistencia que ella tenía por parte del Estado boliviano, que luego hizo presentaciones ante mí para solucionar el caso de Claudia", le explicó Zurueta al portal Infobae y agregó que "ella siempre dijo que no tenía asistencia, que no tenía familiares que puedan ayudarla a enfrentar la situación de su hijo, y ahora quedó claro que no tenía medios, por eso fallece el chiquito, y porque el Estado tampoco la ayudó".

"La situación de Claudia S.E. era apremiante en extremo, encontrándose amenazada de forma actual y concreta la salud y la vida de su hijo (obviamente al momento del hecho), y va de suyo que ante un conflicto de intereses de cualquier índole, para una madre siempre primará la vida de aquél", dice el dictamen de Zurueta.

"El mal que supuestamente quería evitar la encartada con el ilícito endilgado (y que la habría llevado a transportar la droga que se le secuestró), sólo se apoya en sus propios dichos y en los certificados médicos que en copia simple aportó la defensa, los que por sí solos no constituyen elementos probatorios suficientes", expresaron los camaristas.

"Todo lo que realmente se acreditó en la causa fue durante los últimos 20 días. Lo otro eran dichos", explicó Zurueta y amplió: "Casos como el de Claudia tenemos dos o tres por semana. Y todos dicen que no les quedaba opción. Son casos muy comunes". No obstante, el pedido de sobreseimiento de Reynoso sumó en esos días el apoyo institucional de la Procuraduría Penitenciaria de la Nación, el Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) y el Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (INECIP).

En su dictamen, el fiscal federal considera que la mujer actuó bajo la influencia de un estado de necesidad justificante y frente a la ausencia de alternativas. “El caso dio todas las aristas de lo excepcional y hasta el final del proceso viene marcando estas características. Al juez le toca resolver una cuestión más institucional, porque es el único caso donde la defensa se organizó de tal manera que intervino toda la comisión de género y el Ministerio Público Fiscal se alineó para sobreseer. Son opiniones coincidentes y con el respaldo de sus estructuras. Hansen debe reconocer que si hay una misma línea él debe sobreseer. Vamos hacia ese lugar", opinó Andrés Reynoso, defensor oficial de Claudia.

"Ella no tenía más opción que aceptar cualquier cuestión para ayudar a su chiquito. El camino no fue el correcto, pero no tenía posibilidades de elegir. Entiendo que el juez no tiene opción. Al no haber acusación fiscal el juez no podría continuar con la causa porque se transformaría él en acusador", remarcó Zurueta.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: