La pandemia del Covid-19 ha generado un impacto demoledor en la mayoría de las actividades económicas a nivel nacional. Pero una de las más afectadas sin duda son las estaciones de servicio, que sufrieron las restricciones a la circulación por parte de los automóviles particulares y debieron seguir operando por ser consideradas “servicio esencial”. Jujuy no fue la excepción.

Es por ello que ‘los estacioneros’ están poniendo el grito en el cielo para denunciar la delicada situación que atraviesan. La Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines de la República Argentina (CECHA), que nuclea estaciones de todo el país, ayer presentó un informe con datos de la Secretaría de Energía donde muestran cómo la pandemia derribó las ventas.

Combustible en Argentina.jpg
Combustible en Jujuy y Argentina

Combustible en Jujuy y Argentina

De acuerdo al estudio, las ventas de las estaciones de servicio de Jujuy en agosto fueron un 40,1% más bajas que en febrero, el último mes de actividad ‘normal’ previo al decreto de cuarentena establecido a mediados de marzo.

Te puede interesar: YPF aumentó el precio de la nafta

Este derrumbe en la venta de combustible se explica particularmente por la limitación a la circulación que se impuso en la provincia por el aumento de casos de coronavirus. En julio, la caída venía siendo de apenas 28,9 por ciento comparada con febrero. En ese sentido, las naftas son el segmento más afectado, con un desplome de 47,7 por ciento comparado con el segundo mes del año.

El informe de CECHA pone la lupa sobre el desplome a nivel nacional del consumo de combustibles, donde las ventas hoy están casi un 27,7 por ciento por debajo de los valores que tenían previo a las medidas de confinamiento. Si bien hubo un derrumbe enorme en el primer mes (donde la caída fue del 46,6 por ciento) entre abril y junio hubo un repunte que ilusionó a los estacioneros pero que se estancó. Desde hace tres meses el volumen nacional se mantiene.

“El mercado hoy se contrajo un 25 por ciento, y nos preocupa que esta sea la nueva normalidad del sector. Los números de los últimos meses apuntan a eso. Si bien la cuarentena va variando de una provincia a otra dependiendo de cómo esté el virus, lo cierto es que en la película general se abrieron muchas actividades pero no se trasladó a la circulación. La gente no sale a comer, no lleva a los chicos al colegio, no va a la oficina, el turismo no volvió, son un montón de rutinas que cambiaron y que derivan en que se cargue menos combustible”, sostuvo Gabriel Bornoroni, presidente de CECHA, durante la presentación del informe.

Te puede interesar: En Jujuy no se implementará el autoservicio de combustible

Según Bornoroni, la mayoría de las estaciones de servicio hoy operan a pérdida, ya que con las cantidades de combustible que venden no llegan a cubrir los costos operativos. Para las estaciones de servicio, la rentabilidad está directamente relacionada con el volumen de venta, y un mercado casi 25 por ciento más chico es difícil de sobrellevar.

“La mayoría de los dueños de estaciones debieron tomar préstamos o poner dinero de su bolsillo para sostener las estructuras y los sueldos”, explicaron desde CECHA en un comunicado.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario