La mamá se bajó del remis y entró desesperada en la guardia del Sanatorio Los Lapachos. En el camino a su casa, en el interior de la provincia, su pequeña hija, de un año y dos meses, se había puesto azul mientras tomaba la teta y había dejado de respirar.

La nena, que no contaba con obra social, entró en la sala de emergencias con una obstrucción en las vías aéreas.

Según contó la doctora Marina Martínez, miembro de la dirección del centro de salud, junto con la médica de guardia y el pediatra del lugar, lograron liberar las vías respiratorias de la bebé y revertir el cuadro.

La pequeña recibió oxígeno y, una vez estabilizada y a salvo, fue derivada al Hospital Materno Infantil Dr. Héctor Quintana.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario