Nadie se cuida

Esta es una frase que en Jujuy escuchamos a diario. Seamos realistas, tiene mucho de verdad. Con sólo salir a realizar algún trámite cotidiano observamos infinidad de ejemplos que refuerzan esa percepción que todos tenemos. Estamos hablando de las personas que no respetan el distanciamiento social, las direcciones de circulación, la cantidad de personas permitidas en supermercados y comercios, la gran cantidad de casas de comida en donde quienes cocinan no usan tapabocas, envases de alcohol en gel vacíos en distintos rubros de negocios y ni hablar del barbijo, que pareciera que se usa por moda, más que por protección.

El barbijo que tiene un gran rol para evitar los contagios, pero siempre está mal colocado. Genera mucha bronca el pensar por qué la gente no lo utiliza o lo utiliza mal. Se sabe que el uso del barbijo es para cuidarse, cuando se lo utiliza cuidas al otro y lo mínimo que uno puede esperar es que el otro te respete y también lo utilice. Más de una vez se escuchan reclamos en la calle hacia quienes no los utilizan. La incógnita es: ¿por qué no lo utilizan? ¿No les importa contagiarse de un virus que aún no tiene una vacuna en el mundo? Perfecto, está bien, es una decisión personal, pero es egoísta, ya que si se enferman pueden contagiar a gente de alto riesgo que podrían morir, padres, abuelos, hijos, nunca se sabe, una preexistencia puede ser desconocida y letal. El individualismo no suma en nada.

Eso sí, después se escuchan los reclamos de cuánto va a durar todo esto. A su vez, se hacen análisis y se calcula erróneamente la cantidad de infectados actuales en relación a la población que tiene la Provincia de Jujuy, pero si no se habría decretado la cuarentena, ese número, sin dudas sería muy diferente.

Jujuy está cansada, viene de una cuarentena muy larga, una primera parte con sabor a victoria y una segunda con gusto a derrota, pero esto recién comienza y debemos tenerlo claro. La primera y segunda parte fueron sólo una ilusión. El virus llegó, era inevitable. No hay lugar en el planeta al que no haya llegado. Con aciertos y errores los jujeños estamos en plena batalla contra el maldito COVID 19.

En este contexto difícil para todos, se hicieron analogías con aquel heroico Éxodo Jujeño, cuando jujeños responsables, sacrificados, solidarios y con altos valores quemaron sus casas, dejaron todo y se fueron a otro lugar. Frente a ese gran acto, si pensamos en que actualmente no se respeta el uso del barbijo, ni tampoco estar distanciados con un metro y medio del otro, cosas simples, nada difícil, ¿cómo vamos a ganar esta batalla?, ¿estamos en condiciones de comparar la actitud Jujeña del presente con la del pasado?, ¿estamos a la altura de los compatriotas que llevaron adelante el Éxodo Jujeño?

La economía apremia, el aislamiento voluntario se vuelve difícil de sostener, las personas necesitan trabajar, las empresas necesitan sostener las fuentes laborales, los independientes y los empleadores ya no aguantan más. Con semejante realidad, son pocos los que se comprometen, toman conciencia real o son solidarios con los demás. En esta situación sino actuamos unidos, salir será mucho más complejo y extenso. Necesitamos tomar conciencia y cuidarnos a nosotros y a nuestras familias a través de todas las medidas sanitarias de cuidado que ya conocemos y que nos enseñaron hasta el cansancio. ¿Cuántas veces más habrá que repetir que hoy esas son las únicas armas para combatir el virus?

Es inevitable pensar en si el gobierno hace bien o mal las cosas, pero no es momento de mirar atrás, forzosamente hace lo que puede y no podrá hacer mucho más si no asimilamos que a esta batalla la tenemos que dar todos juntos, utilizando el poder de la solidaridad en todos sus modos. Es momento de aprender, levantarse, corregir, comprometerse y dejarse de joder. Hay que cumplir con todos los cuidados, no hay otra solución, hay que respetar, de lo contrario la batalla va a ser más larga, el daño más grave y por favor, no dejemos de mirar los ejemplos de los países que eligieron no parar y no implementar las cuarentenas, con sus estadísticas de infectados e índices de mortalidad versus los que sí lo hicieron y cómo están saliendo adelante.

Dejemos de subestimar a uno de los virus más mortales en la historia de la humanidad, ¡necesitamos de vos!, ¿sos consciente?, ¿te cuidas?, ¿pensás en tus seres queridos?, ¿ayudas?, ¿respetas? Todos nos quejamos, pero nadie se cuida.

Lic. José Luis Jacquet Matillon.

Director Todojujuy.com

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario