Son muchos los jujeños que lo conocen por su música, pero no tantos los que saben de su historia. Y es que la vida de Juan Ernesto “Pucho” Gonzalez es diferente fuera de los escenarios, pero nunca demasiado lejos de la música. Este jujeño de 49 años también es ingeniero agrónomo y papá de tres chicos: Nacho, Mariano y Amparo, que tienen 12, 9 y 7 años.

“Mis dos profesiones están muy vinculadas por el ambiente. Trabajo en el chaco-salteño, en la ciudad de Las Lajitas (Anta, Salta). Como estoy mucho tiempo fuera de mi casa, los momentos en que puedo compartir con mis hijos trato de dejarles esta impronta de la música y el amor a la tierra”.

La paternidad dejó una huella especial en Pucho: “Los hijos te ponen sobre la tierra, te enseñan que vos tenés que ir a hacer todo por ellos”, reflexiona emocionado después de mencionar a Mariano, su segundo hijo, que nació con Síndrome de Down. “Mariano hace cosas a pesar de su problema, sale adelante. Y esto es una enseñanza para la gente que se queja. Porque quienes tienen una discapacidad muestran que la actitud es lo más importante. Y esa imagen para mí es fortísima”.

Pucho insiste en la importancia que tiene para él valorar las cosas buenas que tiene y comenta: “La vida no te da una cruz más pesada de la que puedas llevar. Es nuestro deber aprender dónde está el pasadizo para ser feliz”.

Embed

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario