Opinión. 

Un año de la cuarentena

A un año de la cuarentena estricta la falta de vacunas es el peor de los problemas para Argentina por estos días.

Por  CPN Alberto Siufi

Inicia una nueva semana, son varios temas en la agenda que preocupan. La llegada de más vacunas sigue siendo el principal eje, preocupa tanto la falta del arribo de dosis al país, no sólo por la necesidad de la gente, sino que ese flujo constante de vacunas es imprescindible para la gestión de Alberto Fernández.

En la semana llegaron 300.000 dosis y son las primeras desde el 1 de marzo y en los próximos días llegarán 300.000 más de las vacunas rusas. Sobre la china se hablaba de 3 millones para esta semana, pero la ministra Vizzotti el sábado se encargó de enfriar las expectativas cuando respondió que las mismas están en China. Para colmo, en esta semana se agregará una situación especial, unas 500.000 personas que recibieron la primera dosis de la vacuna de Oxford, deben recibir la segunda dosis. En lo que respecta a Jujuy, nuestra provincia debería ser desde el miércoles una de las que tiene que aplicarla, hecho trascendente en el calendario de vacunación Covid que no sucederá ya que esa dosis en particular no volvió a ingresar al país y las posibilidades de una fecha cercana es incierta.

La ansiedad de la gente está exigiendo una explicación sobre lo que ocurre con el sistema de vacunación, aunque desde los pasillos de casa rosada ya especulan que desde la cartera sanitaria nacional se comunicará la decisión de diferir en el tiempo la segunda dosis. Por ahora una segunda dosis para los ya vacunados es inexistente. En este espiral de decisiones a tomar, por estas horas se analiza una modificación en el sistema del cronograma de vacunas, priorizando a los de más riesgo por la edad y no a los docentes por el hecho de ser docente, por ejemplo, 8 de cada 10 muertos en la argentina son mayores de 70 años lo que hace difícil explicar que se vacune a alguien de 35 años por el hecho de ser docente y no haya vacunas para los mayores. Esta posibilidad está sujeta a lo que cada provincia disponga en su cronograma, o sea nación no impondría nada.

Nada está sucediendo como Alberto Fernández planificaba, las rispideces entre áreas sensibles como seguridad, están al rojo vivo, el conflicto tan comentado entre las autoridades de los ministerios de seguridad que encabezan Berni en provincia, Frederick y Villalba en nación fue lamentable. Definiciones y consecuencias políticas por estos sucesos refleja las crisis internas en el ejercicio del poder. Si dependiera de Alberto Fernández, Sergio Berni no duraría 24 hs más en el cargo, pero la realidad parece indicar que Cristina, mantienen la bendición hacia el súper ministro y todo queda como está, sin importar qué tan fuerte sea el costo político para el Presidente, un costo que en año electoral le viene generando una pérdida de imagen cada vez más grande en las encuestas que miden la gestión.

Desde el viernes pasado el ministro Guzmán está en EEUU, cargado recorrido de negociaciones hasta que el día 23 de marzo sea recibido por la directora gerente del Fondo Monetario Internacional Kristalina Georgieva. La estadía en la ciudad de Washington será corta ya que según fuentes oficiales dieron a conocer a la agencia Télam, el ministro argentino retornará al país para presenciar la Cumbre del Mercosur que conmemora los 30 años de su creación, y que tiene fecha para el próximo 26 de marzo. A esta altura se ve muy difícil poder avanzar en un acuerdo en el corto plazo con el Fondo, todo parece indicar la posibilidad de extender el mismo para después de las elecciones legislativas.

El norte grande, es otro tema de agenda de Alberto Fernández, quizás uno de los temas clave para su interés político. En ese contexto el viernes pasado el Presidente se reunió con los gobernadores del norte grande, y se hicieron anuncios puntualizados en rebajas en las contribuciones patronales para los nuevos empleos. Esto no conformó a empresarios que esperaban algo similar al decreto 814 con rebajas generales a todos y no sólo a los nuevos empleos, pero no deja de ser un buen anuncio para cientos de pequeñas empresas que la pandemia los sacó del mercado y deben volver a arrancar. También se llevó el pedido de solución urgente a la prórroga de los Biocombustibles, tema que a la fecha no tiene definición y genera mucha incertidumbre al sector.

El tema impuesto a las ganancias para empleados, si bien tienen firma de despacho y será tratado en la semana en Diputados, es un proyecto que fue recibido con alegría por sindicatos y empleados, pero con frustración e indignación por empresarios que se enteraron que la disminución de recursos del proyecto se cubriría con más impuestos a las empresas con una modificación ridícula por sus escalas.

En Jujuy, tampoco la semana fue fácil, Gerardo Morales transitó sucesos que generaron grandes cruces políticos. El conflicto por la construcción de la escuela de Campo Verde creció de una manera inexplicable y terminó con intentos de toma, policías agredidos, marcha en la ciudad y lo que ya todos los jujeños vimos, un tema que sin dudas demanda y merece algunas reflexiones al respecto. La lógica de cualquier lugar, dice que una inversión en un barrio de 90 millones de pesos para la construcción de un establecimiento educativo secundario no puede jamás ser resistida de la forma que vimos por los vecinos, dejando de lado lo político, quedo clara la presencia de activistas y de mal intencionados que fomentaron violencia disfrazadas de reclamos vecinales. Hubo un gran error de comunicación y falta de un trabajo de terreno con los vecinos para generar el ambiente propicio, no existió ninguna represión ni gases ni balas de goma. ¿Cómo seguir? Y la respuesta lógica es un fuerte trabajo de campo donde gobierno deberá acordar con vecinos futuras acciones para la gente en un marco de diálogo.

Marzo, es mes de paritarias, comenzaron los docentes, ahora el turno de los otros gremios, las expectativas son casi nulas, será imposible para el gobierno ofrecer algo diferente a lo ya acordado con la docencia, salvo temas puntuales y específicos de cada gremio. Algunos representantes gremiales ya anticiparon que antes de hablar de porcentaje quieren cerrar la paritaria 2020 para poder continuar con el diálogo. Más allá de lo razonable que puedan resultar las pretensiones es imposible creer que pueda ser satisfecha por el ejecutivo, la paritaria docente es como un piso y un techo para el gobierno que depende de los fondos nacionales. Comienzan los tiempos turbulentos, a pesar de la llegada del otoño, la política calentará los ánimos y los ambientes, ya tenemos cronograma electoral y el 8 de agosto está a la vuelta de la esquina, más rápido que pronto todo empieza a hacerse más difícil con las legislativas en el horizonte.

Por Alberto Siufi

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: