Un primo hermano del papa Francisco vive en Jujuy

Carlos Picchi, primo hermano de Bergoglio por la abuela materna, recordó los juegos de la infancia en Almagro con Jorge Bergoglio. También analizó las dificultades que deberá enfrentar su pontificado.

Carlos Picchi vive tranquilo en Villa Jardín de Reyes y el pasado miércoles 13 de marzo al igual que todo el país, recibió la emocionante y sorpresiva noticia que cambió la historia de la Iglesia Católica: El cardenal argentino Jorge Bergoglio era elegido papa. La diferencia es que Carlos Picchi, veía por televisión con emoción inconmensurable, cómo su primo hermano, su compañero de juegos de la infancia, era ovacionado por una multitud eufórica en la Plaza San Pedro de Roma.

“Jorge (Bergoglio) es hijo de Regina que era la hermana de mi mamá Catalina” introdujo Picchi, e inmediatamente afloraron los recuerdos: “Ya de chico él tenía una inclinación religiosa y una faceta mística. Nuestro juego preferido a los ocho años, en la casa de mis abuelos, eran las procesiones, imitando las procesiones que se hacían en Almagro, el barrio donde crecimos”.

Picchi recordó graciosamente que se disfrazaban con viejos batones de su abuela, como si fueran curas, cortaban palos de escobas para confeccionar cruces y desfilaban en el patio de la casa.

Carlos Picchi manifestó ser muy unido a Bergoglio, hasta los 13 o 14 años: “Era un chico muy pulcro, muy serio y religioso”.

También trajo a colación otros juegos más científicos: “Como le gustaba mucho la química (de hecho Bergoglio también es técnico químico), armábamos nuestros propios cohetes con carbón y azufre). Me enseñó también a coleccionar estampillas. Era muy inquieto, también le gustaba el fútbol. Éramos hinchas de San Lorenzo, porque vivíamos en Almagro”, aclaró.

Formación teológica

Sobre la formación teológica de Bergoglio, Picchi reseñó que sus orígenes fueron salesianos, ya que el cura del Hospital Militar, que era de esa orden, lo introdujo en los pasos religiosos. Luego fue jesuita y terminó siendo franciscano: “Siempre fue un chico muy austero”-  explicó – por eso adhirió a la forma de vida de San Francisco de Asis, que provenía de una familia acaudalada pero dejó su vida terrenal para volcarse a los pobres”.

El papa del fin del mundo

A contramano de los que se podría pensar, de que Picchi recibió la noticia del papado de su primo con suma alegría, expresó un poco contrariado: “En mi fuero íntimo no estaba muy contento con su elección. Siempre fue un hombre muy sensible, muy dedicado a los pobres y los más necesitados, pero ese no es el rumbo que está siguiendo la iglesia en los últimos 30 años”, se lamentó.

Aunque admitió que Bergoglio es un hombre de mucha valía, con argumentos y convicciones firmes, “que no es muy común hoy”.

De todos modos se mostró esperanzado en que Francisco podrá vencer las barreras: “El es muy sensible y va a sufrir mucho tratando de cambiar el curso de los acontecimientos dentro de la Iglesia Católica. Espero que tenga las espaldas suficientes para corregir muchos defectos”, finalizó Picchi.


Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: