Con bloqueos en diferentes lugares de la ciudad, y una presencia policial poco habitual, Brasilia se encuentra blindada para la toma de posesión del nuevo presidente de Brasil.

El temor por un nuevo atentado contra Bolsonaro, quien fue apuñalado en plena campaña electoral, elevó la alerta de las autoridades obligando a realizar un operativo de seguridad sin precedentes en la capital brasileña para hacer frente a cualquier "amenaza".

Te puede interesar: Jair Bolsonaro es el nuevo presidente de Brasil

"Es un presidente que sufrió un atentado, una agresión a su propia vida, por eso, tenemos que aumentar los niveles de seguridad, los controles de acceso y precaución", señaló el general Sérgio Etchegoyen, ministro del Gabinete de Seguridad Institucional, responsable de este operativo.

Un decreto presidencial permitirá a partir de la media noche que misiles antiaéreos con hasta 7 kilómetros de alcance y dirigidos por láser puedan derribar aviones "hostiles" que ingresen sin autorización al espacio delimitado como área de seguridad durante la toma de mando del nuevo presidente.

Te puede interesar: Mauricio Macri felicitó al nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro

La medida también alcanza a los drones, que podrán ser "abatidos" por los francotiradores distribuidos a lo largo de la Explanada de los Ministerios, una amplia avenida que reúne todos los poderes públicos de Brasil, incluido el Congreso, donde Bolsonaro jurará la Constitución antes de asumir.

La Explanada, que al igual que el resto de la ciudad fue proyectada por el célebre arquitecto Oscar Niemeyer, estará cercada por alambres de púas y concertina para impedir la libre circulación del público en la ceremonia, que reunirá entre 250.000 y 500.000 personas.

Policía y miembros del Ejército revisaron el área por donde circulará Bolsonaro e instalaron barreras de concreto en las puertas de entrada de la vía para evitar el paso de vehículos no autorizados.

Todavía no se sabe si el ultraderechista recorrerá la Explanada en un Rolls Royce "Silver Wraith" descapotable, como marca la tradición, o lo hará en un vehículo blindado, después de que la Policía Federal reveló que investiga una amenaza terrorista prevista durante la investidura.

La decisión final recaerá en manos del propio Bolsonaro, quien mañana sucederá en la Presidencial de Brasil a Michel Temer, después de vencer las elecciones de octubre con un 55 % de los votos frente al 45 % obtenido por el candidato progresista Fernando Haddad, ahijado político del encarcelado expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario