Los miembros de este movimiento que puso en jaque al gobierno del presidente Emmanuel Macron hace un año quieren demostrar que siguen vigentes. Los "chalecos amarillos", el movimiento de protesta popular que exige una mayor justicia social y fiscal en Francia, celebra su primer aniversario este fin de semana con una movilización masiva. Miles de manifestantes coparon las calles de París, donde se registraron algunos incidentes y la policía respondió con gases lacrimógenos y detuvo a 41 personas.

Clément Lanot on Twitter

La Prefectura de Policía indicó que hasta las 10.00 locales (9.00 GMT) se tenían contabilizado 16 arrestos y 1.192 controles preventivos en la ciudad por parte del dispositivo de seguridad puesto en pie en previsión de disturbios.

3.jpg

Una hora antes del comienzo de la marcha, varias decenas de manifestantes interrumpieron muy cerca de allí la circulación en el periférico, la autopista de circunvalación de París. Sin embargo, fueron desalojados en pocos minutos por los antidisturbios. Poco después, empezaron a arder varias barricadas a varios cientos de metros de allí y las fuerzas del orden utilizaron gases lacrimógenos para dispersar a los alborotadores.

1.jpg

Este movimiento inédito, sin líderes ni estructura, sorprendió al gobierno del presidente francés Emmanuel Macron hace exactamente un año y reveló el descontento de los más humildes ante la pérdida de poder adquisitivo, la subida de los impuestos y las desigualdades sociales.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario