Luego de renunciar al título de alteza real, el príncipe Harry decidió hablar en público. "El Reino Unido es mi casa y un lugar que amo. Esto no cambiará nunca, pero Meghan y yo no teníamos otra elección", aseguró durante un evento de caridad en Londres.

"Antes de comenzar debo decir que solo puedo imaginar lo que pueden haber escuchado o leído en las últimas semanas. Es por eso que quiero que escuchen la verdad de mí. No como un príncipe, un duque, sino como Harry, la misma persona que muchos de ustedes han visto crecer en los últimos 35 años, pero con una perspectiva más clara", comenzó diciendo Harry.

"Crecí sintiendo el apoyo de muchos de ustedes y los vi mientras recibían a Meghan con los brazos abiertos y me veían encontrar el amor y la felicidad que había esperado toda mi vida. También sé que me conocen lo suficiente como para confiar en que la mujer que elegí como esposa tiene mis mismos valores. Es así, y ella es la misma mujer de la que me enamoré", continúo.

El príncipe explicó que su determinación le llevó un largo tiempo de deliberación. "Ambos hacemos todo lo posible para honrar la bandera y cumplir con orgullo nuestros roles en este país. Después de casarnos, Meghan y yo estábamos entusiasmados, confiados y estábamos aquí para servir. Por todas estas razones, me da mucha pena que hayamos llegado a este punto. La decisión que tomé por mí y mi esposa de dar un paso atrás no es una decisión tomada a la ligera. Hubo muchos meses de discusiones, muchos años de batallas. Sé que no siempre tuve la razón, pero al punto en el que estábamos, realmente no había otra opción", sostuvo.

"Nuestra esperanza era continuar para servir a la Reina, la Commonwealth y mis asociaciones militares, pero sin fondos públicos. Desafortunadamente, esto no fue posible. Lo acepté, sabiendo que no cambiará quién soy o cuanto estoy comprometido", agregó.

"Espero que esto les ayude a comprender lo que sucedió -prosiguió- porque estoy listo para sacar a mi familia de todo lo que he conocido hasta ahora, para dar un paso adelante en lo que espero sea una vida más pacífica".

Por último, el príncipe expresó sus respetos para la reina Isabel II. "Tendré siempre el máximo respeto por mi abuela, mi comandante en jefe, y estoy increíblemente agradecido a ella y al resto de mi familia, por el apoyo que mostraron en mí y Meghan en los últimos meses. Seguiré siendo el mismo hombre que tiene el corazón en su país y dedica su vida a apoyar las buenas causas, las asociaciones benéficas y las comunidades militares, que son tan importantes para mí", concluyó.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario