Suiza.. 

El rascacielos de madera más alto del mundo estará para 2026

Será construido cerca de Zúrich y tendrá 100 metros de altura. Así, superará la torre Mjøstårnet, que se encuentra en Noruega.

Por  Redacción de TodoJujuy.com

La madera continúa adquiriendo cada vez mayor posicionamiento en el mundo y gracias a nuevos sistemas constructivos en breve se dará comienzo a las obras del edificio hecho con este material que se convertirá en el más alto del planeta.

Será construído sobre las colinas de la ciudad suiza de Winterthur, cerca de Zúrich. Consiste en una torre que alcanzará a los 100 metros de altura, llamada Rocket&Tigerli, que estará emplazada en un barrio de este cantón de Suiza que brinda viviendas modernas y de alta calidad con la máxima entrada de luz natural. De esta forma lo resaltan en el portal oficial de Schmidt Hammer Lassen (SHL), el estudio de arquitectura de origen danés que se encargará de llevar adelante el proyecto.

La construcción superará por 14,6 metros a la torre Mjøstårnet, que se encuentra en Noruega, el rascacielos que hasta la actualidad ostenta el récord de ser el más alto con 85,4 metros inaugurado en 2019 y ubicado a orillas del lago Mjøsa, en la localidad de Brumunddal, en Noruega. Dentro de poco quedará concluida la torre Ascent de Milwaukee, en Estados Unidos, con 87 metros de alto, que también le ganará al rascacielos construído en Escandinavia.

image.png

Rocket & Tigerli lleva este nombre por las locomotoras que en el pasado se fabricaban en el complejo industrial que cerró hace unos años y donde estará el futuro gigante de madera. Consta de cuatro edificios en una coreografía ajustada que combina viviendas regulares, viviendas para estudiantes, un restaurante, espacios comerciales, sky-bar, spa y hotel. La extensa gama de instalaciones está diseñada para activar la comunidad durante todo el día, dando así vida a la plaza verde abierta, orquestada por los cuatro edificios.

Cómo será

El nuevo rascacielos tiene fecha de inauguración para el 2026, costará más de USD 20 millones de inversión, contará con 32 pisos y 255 unidades con distintas configuraciones. Tanto las unidades como las áreas comerciales superiores tendrán vistas panorámicas hacia diferentes lugares y paisajes cercanos de esta región helvética.

De acuerdo a lo informado, como complemento de la torre principal, como se puede apreciar en las imágenes, también se llevarán adelante tres construcciones de inmuebles de baja altura y habrá áreas recreativas públicas de fácil acceso. SHL afirma que cada uno de los cuatro edificios tendrá “su propia identidad visual para ayudar a crear un fuerte sentido de pertenencia entre los residentes”, sin desconocer el contexto histórico el lugar.

image.png

Detrás del proyecto, además de Schmidt Hammer Lassen Architects, se encuentra la empresa desarrolladora Implenia, una de las más grandes del país, y la Universidad Pública suiza de Investigación ETH Zurich, que fue la responsable de desarrollar el nuevo sistema de construcción de madera usado para alcanzar los 100 metros de altura sin hormigón.

Cómo se construirá

En el diseño de las unidades residenciales, SHL desafía la tipología clásica de gran altura focalizándose ampliamente en la integración de la luz del día y lo funcional. Esto da como resultado espacios de departamentos con doble altura de piso a techo que superan los 3 metros de alto. Todas las unidades residenciales están inclinadas para sacar provecho al máximo de la entrada de luz natural y están construídas con un alto nivel de flexibilidad, lo que brinda la posibilidad de que los espacios se adapten a las necesidades futuras.

image.png

En su estructura, el clásico núcleo de hormigón es reemplazado por un sistema portante de madera maciza. El resultado dará edificios más ligeros y altos con menos carbono incrustado. Con una fisonomía industrial por estar en una zona con fuerte eje productivo.

image.png

La fachada se hará con ladrillos de terracota rojo oscuro y amarillo mezclados con detalles en verde polvoriento; una paleta de colores que refleja los techos rojos y los ladrillos amarillos de los edificios históricos de la zona

Pero los 100 metros no suponen un fin en sí mismo. En la opinión del estudio de arquitectura consiste más bien de “demostrar que existen muy pocos límites prácticos para lo que puede hacerse con madera, que no estamos hablando de un material de construcción endeble o poco versátil, sino de una alternativa orgánica y perfectamente viable frente hormigón o a casi cualquier otro componente”.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
En esta nota:
Comentarios: