En su mensaje navideño, el Papa Francisco pidió la paz para todo el mundo, en especial para los pueblos que están en conflicto, y la liberación de los religiosos y fieles que se encuentran secuestrados.

Lo hizo luego del rezo del Ángelus, desde el palacio pontificio en la plaza de San Pedro.

Francisco recordó que hoy los católicos celebran el nacimiento del "Príncipe de la paz" e invocó "el don de la paz para todo el mundo".

Embed

El pontífice renovó su llamamiento para que en ocasión de la Navidad"las personas secuestradas, sacerdotes, religiosos y religiosas y fieles laicos, puedan ser liberados y volver a sus casas"

También instó a los fieles a que, en estas horas que preceden la Navidad, se detengan en silencio en oración delante del Nacimiento para "adorar en el corazón del misterio la verdadera Navidad, la de Jesús que se acerca a nosotros con amor, humildad y ternura"

Embed

El Papa hizo una mención especial a los afectados por una tormenta tropical que provocó numerosas muertes en Filipinas el último viernes.

Además afirmó "Rezo por la isla de Mindanao, por los filipinos, asolados por una tormenta que causó numerosas víctimas"

Antes de concluir su mensaje, ante 17.000 fieles, exclamó: "¡Feliz domingo y feliz Navidad!"

Esta noche, el Papa presidirá en la basílica de San Pedro la misa del Gallo, la quinta de su pontificado. El lunes, en la plaza de San Pedro, pronunciará el mensaje de Navidad "Urbi et Orbi" (A la ciudad y el mundo).

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario