El papa Francisco reclamó hoy "una mirada materna" para afrontar el futuro en un mundo "cada vez más desunido", durante la homilía que pronunció en la misa por el Año Nuevo celebrada en la Basílica de San Pedro.

Además de la Jornada Mundial de la Paz, también se celebra la Solemnidad de María Santísima Madre de Dios. "Necesitamos aprender de las madres que el heroísmo está en darse, la fortaleza en ser misericordiosos y la sabiduría en la mansedumbre", explicó, y agregó que "las madres toman de la mano a los hijos y los introducen en la vida con amor", pero advirtió sobre los "hijos que hoy van por su propia cuenta, pierden el rumbo, se creen fuertes y se extravían; se creen libres y se vuelven esclavos".

"Cuántos, olvidando el afecto materno, viven enfadados e indiferentes a todo. Cuántos, lamentablemente, reaccionan a todo y a todos, con veneno y maldad. En ocasiones, mostrarse malvados parece incluso signo de fortaleza. Pero es sólo debilidad", sostuvo y pidió una "mirada materna" en un mundo en el que, dijo, "hay mucha dispersión y soledad a nuestro alrededor".

El Papa aseveró que "un mundo que mira al futuro sin mirada materna es miope", y subrayó que "podrá aumentar los beneficios pero ya no sabrá ver a los hombres como hijos. Tendrá ganancias, pero no serán para todos. Viviremos en la misma casa, pero no como hermanos. La familia humana se fundamenta en las madres", planteó. "Un mundo en el que la ternura materna ha sido relegada a un mero sentimiento podrá ser rico de cosas, pero no de futuro", finalizó.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario

Encuesta

En vacaciones de invierno

Viajo al exterior
Viajo por el país
No viajo, pero descanso en casa
No viajo, ni descanso
ver resultados