En su segundo y último día de su visita a Irlanda, el Sumo Pontífice rezó por las víctimas de abusos pidiendo la intercesión ante Dios de María para la curación de los sobrevivientes.

Francisco presidió el Encuentro Mundial de Familias que se realiza cada tres años y que tiene como finalidad promover la tarea de la familia en la sociedad, a lo que considera clave.

Te puede interesar: El Papa reconoció el "fracaso" de la Iglesia por denuncias a curas abusadores

Sin embargo, no pudo dejar pasar la situación que se vive en aquel país, por las crecientes denuncias de abuso sexual por parte de integrantes de la Iglesia.

Al ingresar a la iglesia de la Virgen de Knock, cuyo santuario está ubicado a 170 km de Dublín Francisco era esperado por miles de personas que lo quisieron acompañar en medio de una fuerte lluvia.

Luego de rezar por algunos minutos, dijo a los presentes que “le he encomendado a la Virgen de modo particular a todas las víctimas de abusos por parte de miembros de la Iglesia en Irlanda. Ninguno de nosotros puede dejar de conmoverse por las historias de los menores que han sufrido abusos, a quienes se les ha robado la inocencia y se les ha dejado una cicatriz de recuerdos dolorosos”.

Cerrando las actividades en ese país, brindará una misa que se estima puede ser multitudinaria, para luego reunirse con obispos antes de regresar a Roma.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario