Cerca de 50 funcionarios de todo el planeta se reunirán en el hotel Llao Llao, desde hoy hasta el sábado, para negociar y evitar que la futura cumbre del G20 se transforme en una prueba de la incertidumbre global causada por la falta de liderazgos, la tensión política y la ausencia de un modelo que resuelva los problemas vinculados a la pobreza, hambruna, terrorismo, cambio climático, desempleo y la asimetría en la distribución de los beneficios económicos.

Pedro Villagra Delgado, vicecanciller de la Argentina, es el Sherpa que designó Mauricio Macri para liderar las negociaciones previas al documento que habitualmente se presenta al final de la Cumbre del G20.

La apertura del encuentro está prevista para las 13 con la exposición del canciller Jorge Faurie, tras la cual se realizará un almuerzo y a las 14:30 el inicio de las reuniones. En tanto, el viernes se dará lugar a la tradicional “foto de familia” de los sherpas y el sábado habrá encuentros fuera de la agenda.

El G20 reúne al poder mundial y se convirtió en un escenario para exponer los proyectos de poder de las potencias y las aspiraciones de ciertos estados que defienden sus intereses nacionales y que no quieren quedar fuera de la competencia en el siglo XXI.

Mauricio Macri busca redactar un documento final consensuado que proponga una nueva dinámica al mundo, basada en aumentar el empleo, la inversión, las exportaciones, educación y ciencia. “Nuestra visión para el G20 es la de un grupo de países que cooperan para generar crecimiento inclusivo”, adelantó el presidente.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario