Un cazador de Estados Unidos fue condenado tras matar cientos de ciervos y pasará un año en la cárcel, donde tendrá que ver la película “Bambi” al menos una vez por mes.

Según relataron los agentes de conservación, David Berry Junior es uno de los casos de caza furtiva de ciervos más grande de la historia del estado. Se llevaba las cabezas y dejaba los cuerpos de los animales tirados.

Los permisos de caza, pesca y captura fueron revocados tanto a él como a su padre y sus dos hermanos, quienes tuvieron que pagar 51 mil dólares de multa, informa La Voz.

Embed

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario