Multitudinaria marcha en Barcelona contra la secesión y a favor de la unidad

"Convivencia" y "sensatez" son las principales consignas de la manifestación. Los organizadores aseguran que reunieron a más de un millón de personas, mientras que la Guardia Urbana reportó 300 mil asistentes.

Cientos de miles de personas se concentraron este domingo en el centro de Barcelona para mostrar su voluntad de seguir en España apenas dos días después de que el parlamento de Cataluña proclamara la independencia.

La marcha, convocada por la asociación Sociedad Civil Catalana con el apoyo de los principales partidos no separatistas, busca responder a las concentraciones de júbilo que hicieron los independentistas el viernes para celebrar el nacimiento del "nuevo país".

Josep Borrell, ex presidente del Parlamento europeo, fue uno de los principales oradores del evento. "Es un momento peligroso, en el que todos tienen que tener la cabeza fría. Tenemos que tener la serenidad para comportarnos como ciudadanos de un pueblo que tiene que saber coser heridas", manifestó.

Respecto a la elección convocada para el 21 de diciembre, Borrell expresó: "Iremos a votar, pero no como los buitres que se comen un cadáver, sino como ciudadanos que saben que de su voto depende el futuro de un país".

También tomaron la palabra el ex ministro del Partido Popular Josep Piqué, y el ex líder del Partido Comunista Español Paco Frutos. El manifiesto leído por los organizadores apeló a la sensatez para superar la actual crisis y volver a la legalidad y la convivencia pacífica. El acto cerró con la multitud cantando el himno nacional de España.

Te puede interesar: Mariano Rajoy: "El Estado de Derecho restaurará la legalidad en Cataluña"

Desde primera hora de la mañana, ciudadanos con banderas de Cataluña, España y la Unión Europea empezaron a concentrarse en el elegante paseo de Gracia de Barcelona para participar en esta marcha tras la cabecera "¡Todos somos Cataluña!", acompañada por las palabras "convivencia" y "sensatez".

El objetivo del acto es defender la unidad de España y rechazar "un ataque sin precedentes en la historia de la democracia", explicaron los organizadores.

Los grupos partidarios de la independencia no tenían actos previstos para el domingo. El cesado presidente de la región, Carles Puigdemont, pidió a los catalanes que realicen una oposición pacífica.

"Hemos llegado a una declaración unilateral de independencia de manera ilegal y ilegitima, con 47% de votos en el parlamento de Cataluña", el porcentaje obtenido por los separatistas en las últimas elecciones en 2015, recordaba Álex Ramos, vicepresidente de SCC.

"Ha sido una locura que nos ha llevado al precipicio", añadió. A su alrededor, numerosos manifestantes gritaban "¡Puigdemont a prisión!", deseosos de más mano dura por parte del gobierno español de Mariano Rajoy.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: