CONFLICTO POLÍTICO EN ECUADOR

Ecuador está viviendo una crisis política y económica que genera violentas manifestaciones en las calles del país latinoamericano. El gobierno declaró el estado de excepción en respuesta a las protestas callejeras por la eliminación de los subsidios a los combustibles, y el presidente Lenín Moreno, decidió trasladar la sede del gobierno de Quito a Guayaquil.

Carlos Muñoz, periodista ecuatoriano, dialogó con Cristian Almazan en Arriba Jujuy y aseguró que los problemas se veían venir. “Ecuador es un país que si no hubiese corrupción política, tendría una ventaja con el resto de los países porque el dólar te rinde. El problema es la corrupción”, indicó.

Te puede interesar: Choques entre policías y manifestantes en Ecuador

Las manifestaciones, según el gobierno impulsadas por simpatizante del ex presidente Rafael Correa, se oponen al plan de ajuste económico anunciado por el presidente. Con rutas bloqueadas en 17 de las 24 provincias, los efectos se la crisis se sienten en el desabastecimiento de combustibles, escasez de productos en mercados callejeros, especulación en el precio de alimentos y fletes, además de un aumento de precios.

Ecuador convulsionada

Para Muñoz los subsidios que se dieron por años “enriquecieron a grupos económicos. Por eso la medida era necesaria para tener 1.400 millones más para reactivar la economía”, y lamentó porque hoy “hay que comprar dólares a Estados Unidos”, y responsabilizó a esos movimiento financieros al ingreso de miles de venezolanos.

“Estamos atestados de venezolanos, tenemos 3 millones y eso es responsabilidad del Gobierno”, y aseguró que se debió poner un límite al ingreso de ciudadanos de ese país. “Diariamente salen de Ecuador 60 mil dólares que van a Venezuela. Ahí está la raíz del problema”, y afirmó que grupos de delincuencia nacional y extranjeros provocan incidentes con el propósito de “dejar huellas de dolor. Son agitadores de violencia”.

image.png
Lenin Moreno y su gabinete

Lenin Moreno y su gabinete

El último capítulo del plan de ajuste, conocido entre los ecuatorianos como "el paquetazo", forma parte de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para obtener créditos por US$4.209 millones a cambio de reducir el déficit fiscal. La fórmula es recortar el gasto público y aumentar la recaudación.

Te puede interesar: Tras las manifestaciones, decretaron en Ecuador el toque de queda

Para el hombre de prensa las medidas impulsadas por el Gobierno de Lenin Moreno “se tienen que mantener, pero se necesitan medidas alternativas. El estado es grande y lo paga el pueblo ecuatoriano”, adujo.

Alejandro Zafarov, analista internacional jujeño, aseguró que la crisis es “más política que económica”, y que la intervención de distintos estamentos, entre ellos la Iglesia, significará que los enfrentamientos no pasen a mayores. “El gobierno dice que los sectores ligados al ex presidente Correa opera para oponerse a estas medidas”, puntualizó.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario