Diferentes organizaciones ambientalistas piden al gobierno boliviano que declare la emergencia ambiental. Hasta el momento y según lo que cuantificaron, ya serían alrededor de dos millones de hectáreas las que se incendiaron.

“La solución “viene del cielo”, lo único que podemos esperar es una fuerte lluvia, y “mientras esperamos, el fuego sigue avanzando”, dijo Carlos Sarmiento, el experto colombiano que asesora a las autoridades bolivianas para controlar los incendios forestales.

Si bien informaron sobre estas cifras, según este especialista, la cantidad exacta de hectáreas incendiadas en la zona de la Chiquitania boliviana no se puede cuantificar con precisión todavía.

El gobierno, como parte de su estrategia, puso al resguardo a todas las comunidades que viven en el lugar en donde la prioridad es trasladar a toda la gente que vive en el lugar y tratar de evitar que el fuego consuma viviendas y plantaciones.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario