Trabajar menos horas es más productivo y mejor para el planeta

Bajando las horas de trabajo se reducirían considerablemente las emisiones, el gasto energético y los trabajadores aumentarían la productividad y por ende la riqueza generada sería mayor.

Ya son varios los países que entendieron que mayor cantidad de horas trabajadas no significan mayor productividad, pues se ha demostrado lo contrario.

El país con jornada más corta es Holanda que suma  solo 1.379 horas al año, en Alemania la cifra es de 1.413 horas, Noruega sumó 1.426, Francia 1.476, Dinamarca 1.522, Irlanda 1543, Finlandia además de tener la mejor educación del globo suma solo 1.688 horas laborales al año.


Estas naciones pertenecen al primer mundo y tienen una abismal tasa de crecimiento, de productividad y además tienen buena salud, educación, y buenos sueldos. A la lista incluso se suman (con algunas horas más) Japón (1.715 )  y Estados Unidos (1.709).

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) Los países que más horas de trabajo promedian en el año son México con 2.250 horas, Chile con 2.047 horas, Grecia 2.032 horas, le sigue Hungría con 1.980, Colombia con 1.956 hrs. y Polonia con 1.937 horas. Si bien los factores de productividad están asociados a otras variables, como la tecnología manufactura, ingeniería, etc.


Las jornadas son determinantes, y no solo en la productividad sino que también en la calidad de vida de un país, la educación por ejemplo, depende en buena parte de la familia, si los padres están más tiempo en casa pueden hablar con sus hijos y ayudarlos en las materias de la escuela, cosa que en muchas naciones es muy difícil pues los, padres llegan muy cansados y de noche, cuando los niños ya tienen que ir a la cama.

¿Pero que tienen que ver las jornadas laborales con el planeta? Pues mucho, hace poco el Centro de Investigación Política y Económica (CERP, por su sigla en inglés) entregó un informe que relaciona las horas de trabajo con el cambio climático, el informe postula que bajando las horas de trabajo se reducirían considerablemente las emisiones, el gasto energéticoy los trabajadores aumentarían la productividad y por ende la riqueza generada sería mayor.

El estudio da ejemplos como el de Estados Unidos, donde hoy la producción es 3.2 veces superior a la de 1950 y se trabajan 200 horas menos. La tecnología cumple un rol esencial en la industria, pero de todas maneras la mano de obra humana siempre es necesaria, aunque explotarla al máximo no es lo mejor.

Una jornada larga tiene más pausas. Después de almuerzo el letargo es insoportables y como se sabe que quedan muchas horas no hay un apuro en cumplir deberes, lo que deja computadores, luces y maquinaria encendidos, se  genera un sobre consumo de agua, etc. 


Algunos informes demuestran que los viernes son uno de los días más productivos, pues mucha gente sale más temprano y trabaja mucho más animada y rápido que otros días, ya que el anhelado fin de semana se hace muy corto y hay que aprovechar las horas al máximo. Llegar todos los días temprano a casa sería un buen aliciente para que el trabajo fuera más óptimo, menos paseos, menos pasa tiempos en Facebook y mayor productividad, uso eficiente de la energía y un país definitivamente más feliz.

Copyright © TodoJujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.
Comentarios: