La medida alcanza a los ciudadanos extranjeros que han estado en Brasil durante el período de 14 días antes de solicitar la admisión en los Estados Unidos.

La Casa Blanca anunció este domingo que el presidente Donald Trump prohibió la entrada al país de ciudadanos que viajen desde Brasil, debido a que se convirtió en el nuevo epicentro del coronavirus.

Te puede interesar: Bolsonaro insiste con el regreso del fútbol

“Hoy el Presidente ha tomado medidas decisivas para proteger a nuestro país suspendiendo la entrada de extranjeros que han estado en Brasil durante el período de 14 días antes de solicitar la admisión en los Estados Unidos”, señalaron en un comunicado.

“Hasta el 23 de mayo de 2020, Brasil tenía 310.087 casos confirmados de COVID-19, que es el tercer número más alto de casos confirmados en el mundo. La acción de hoy ayudará a asegurar que los extranjeros que han estado en Brasil no se conviertan en una fuente de infecciones adicionales en nuestro país. Estas nuevas restricciones no se aplican al flujo de comercio entre los Estados Unidos y Brasil”, agrega el texto.

Te puede interesar: Bolsonaro: "Prefiero morir teniendo sexo a morir tosiendo"

De acuerdo al último informe de la Universidad Johns Hopkins, en Brasil se confirmaron 347.000 casos, mientras que Rusia está en tercer lugar con 344.000 contagiados. Estados Unidos, en tanto, sigue siendo el país con más infectados, con más de 1,6 millones. Se pudo conocer también que Washington enviará respiradores a Brasil y Rusia para pacientes con COVID-19.

En el pasado mes de enero el presidente estadounidense, Donald Trump, prohibió la entrada desde China, origen de la pandemia. A principios de marzo se prohibió el viaje desde Europa tras el brote en el Viejo Continente.

El mayor problema de Brasil continúa siendo el estado de San Pablo, el más rico y poblado del país, con unos 46 millones de habitantes, que registró hasta el momento 6.045 muertos y 80.558 casos confirmados. Por detrás se sitúa el estado de Ceará, en el empobrecido nordeste del país, con 35.122 contagios y 2.308 muertes, unos números alarmantes para su población, estimada en unos nueve millones de personas.

Te puede interesar: Más de 100 intoxicados tras la "sugerencia" de Trump

Río de Janeiro, por su parte, también preocupa con 3.905 muertes por el COVID-19, de las cuales, 248 ocurrieron en las últimas 24 horas, un nuevo récord para el estado más emblemático de Brasil que ya suma 34.533 infectados.

No obstante, de acuerdo con diversos estudios, la cifra real de casos podría ser hasta 15 veces mayor debido a la elevada subnotificación en el país, que lucha ahora por ampliar la capacidad de los laboratorios.

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario