Luego otra se me subía a la pierna. Soy un buzo experimentado, pero nunca he vivido nada igual, y eso que suelo vivir la vida al límite. Pero esto es ciertamente algo que nunca había hecho", contó.

Según el medio Wapa, si bien al principio él creyó que la foca solo quería jugar un poco, en un momento dado la foca agarró la mano de Gary y la llevó hacia su estómago.

El animal se dio vuelta y con una de sus aletas empezó a sacudir la mano para que le rasque la panza.

"Buceo con focas siempre y ya las había tenido zumbando a mi alrededor, pero jamás tuve una que se quedara tan cerca y durante tanto tiempo y fuese tan amigable", indicó.

"Fue asombroso, y algo que jamás olvidaré. Tengo el video en mi teléfono y lo miro todo el tiempo. De hecho, probablemente ya haya aburrido a todos mis amigos hablando de ello", finalizó.

FUENTE: Contextotucumán.com
visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario