Un informe de la ONU afirma que para evitar la aceleración del cambio climático y para no seguir afectando al planeta, es vital modificar la dieta global, para que se coman más plantas y menos carne. El “Acuerdo de París” procura mantener el calentamiento global muy por debajo de 2 grados, objetivo difícil si no se cambian hábitos alimentarios.

En el documento elaborado por científicos en la sesión del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático dependiente de Naciones Unidas (IPCC), destaca que "una mejor gestión del suelo puede contribuir a frenar el cambio climático, aunque no es la única solución".

En el análisis recomiendan a los gobiernos que dicten políticas con el fin de cambiar el uso forestal y agrícola del suelo, ya que los bosques absorben cerca de un tercio de las emisiones de dióxido de carbono. Recomiendan "políticas que reduzcan el despilfarro de comida e influyan en la elección de determinadas opciones alimentarias", en alusión a dietas menos carnívoras.

Según el estudio se derrocha entre un 25 y un 30 por ciento de la comida que se produce en el planeta, y los especialistas afirman una dieta sin tanta carne reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero que produce el ganado y mejoraría el uso de la tierra y el agua.

Los científicos anticipan el aumento de las sequías en regiones como el Mediterráneo o África del Sur debido al calentamiento global, mientras en los bosques boreales, los efectos del cambio climático podrían incluir mayor riesgo de incendios forestales o de las plagas.

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario