El Dr. Jevon Clark, veterinario de la Clínica de Animales de Kalispell, se convirtió en el héroe de Montana, en Estados Unidos, al lograr hacer lo que parecía imposible.

Un gato llegó a su clínica congelado, que había sido encontrado bajo la nieve y el hielo. Entonces, usó almohadillas térmicas y una jaula con calefacción para poder darle calor. E increíblemente, el animal reaccionó.

Embed

“Nunca había visto algo así y he practicado durante casi 24 años. Estaba envuelto en trozos de hielo, apelmazadas alrededor de su cuerpo. Su temperatura era tan baja que nuestro termómetro no lo leía”.contó Clark a ‘KULR-TV’.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario