Hoy se conmemora el Día Nacional de la Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), en homenaje al nacimiento del pediatra argentino Carlos Gianantonio, cuyos aportes fueron fundamentales para conocer cómo tratar y prevenir esta enfermedad que muchas veces se origina en la cocina de la casa.

El SUH es una enfermedad grave causada por una de las cepas de la bacteria Escherichia coli, productora de toxina Shiga (STEC), que puede generar serias complicaciones renales, dejar secuelas de por vida o incluso provocar la muerte, principalmente en niños.

La mayoría de los pacientes que reciben un tratamiento adecuado a tiempo se recuperan completamente. Sin embargo, niños menores de 5 años, mayores de 75 años y personas con determinados cambios genéticos son más propensos a sufrir esta patología y más vulnerables a sus efectos.

Según la Sociedad Argentina de Pediatría es la primera causa de insuficiencia renal aguda en niños menores de 5 años y resulta el causante de la necesidad de trasplantes de riñón en un 20% de los niños afectados por el mal. Argentina presenta la mayor tasa de incidencia mundial de SUH en niños menores de 5 años.

0024336156.jpg

Según especialistas, el origen principal de los brotes son los productos de carne picada cruda o poco cocinada, y por eso se la conoce como "el mal de las hamburguesas crudas", pero también la leche sin pasteurizar, y las frutas y verduras mal lavadas o mal cocidas contaminadas con la bacteria.

Por eso la recomendación es cocinar la carne hasta que esté completamente marrón. No jugosa ni con el centro rojo. Tiene que estar totalmente cocida, superando los 70 grados, que es la temperatura que mata la bacteria. Y después lavando bien las frutas y verduras antes de consumirlas.

washing-vegetables.jpg

Los síntomas pueden estar relacionados con una diarrea muy fuerte, muchas veces sanguinolentas, que excede el tiempo normal en que se cursa un malestar estomacal de este tipo. Luego hay vómitos, dolor abdominal y fiebre ocasional, fatiga, pequeños hematomas, sangrado por nariz o boca, disminución de orina, cuadros de confusión o convulsiones y otros más severos como deficiencias renales.

La enfermedad se puede propagar a través del contacto cercano con una persona infectada, por ejemplo, dentro de una familia o en un centro de cuidado de día o guardería infantil, generalmente por prácticas higiénicas inadecuadas, como no lavarse las manos después de ir al baño o cambiar pañales, y antes de comer.

C4QEvayXAAEvKRv.jpg

En el país hay aproximadamente 5000 infecciones por año por E. Coli productora de Toxina Shiga. De estas infecciones, alrededor de 500 niños desarrollan la enfermedad cada año, con potencial riesgo para su vida. Canadá, Estados Unidos, Alemania, Gran Bretaña, y Japón, tienen también brotes periódicos de la enfermedad.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Deja tu comentario