Luego del anuncio de la producción de la vacuna del COVID-19 en laboratorios argentinos, el presidente Alberto Fernández vuelve a trabajar en el día a día de la pandemia. Hoy se reúne con el equipo de médicos y científicos que lo asesoran para analizar cómo continuar con la cuarentena.

Si bien los datos duros indican que sería conveniente un retroceso de fase por el aumento de casos, todos los trascendidos periodísticos indican que se mantendrá tal y como está actualmente por lo menos durante dos semanas más, hasta el 30 de agosto.

El cansancio por parte de la gente, sumado a la necesidad de impulsar la reactivación económica, son algunos de los puntos que pesan en la balanza del gobierno para mantener las cosas como vienen hasta ahora.

Ayer, durante la conferencia de prensa por la presentación de la vacuna, el presidente se mostró decepcionado por ciertos relajos por parte de la ciudadanía.

“Que a mí me sigan hablando de cuarentena es algo que me asombra, porque la gente sale, se cuida con barbijo, algunos respetan la distancia social, los negocios están abiertos, la actividad comercial es muy amplia hoy en día”, sostuvo el mandatario.

Fernández remarcó que hay una dosis de responsabilidad social muy grande para poder frenar el número de contagios y de fallecimientos, y pidió evitar las reuniones sociales.

"Y yo como siempre hago, mal que le pese a algunos, es llamar a la reflexión a la sociedad y que todos tengamos en claro que el riesgo está. Que el virus no se ha ido y que el problema no está superado".

Copyright  Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario