Hace algunos días, un joven de 23 años oriundo de Embarcación, Salta, salió espantado del lugar donde trabaja como sereno de una máquina a varios kilómetros del puesto de los piletones en un ingenio del norte de Salta.

Ocurrió aproximadamente a las 20:30, cuando el personal de seguridad se encontraba custodiando la zona y apareció el chico desesperado. “No le salía la voz, tartamudeando, queriendo llorar. Lo hice tranquilizar y me contó que lo querían agarrar”, contó a medios locales.

“En un momento pensé que lo querían asaltar pero me contó que le tiraban piedritas al frente de la máquina, después empezaron a ser más grandes y se bajó a ver. Allí vio una sombra de un hombre con sombrero y empezó a sentir amenazas. Entonces agarró su mochila y empezó a correr”, explicó a El Tribuno de Salta.

Además, subrayó que mientras corría veía que la sombra lo seguía para agarrarlo. “Tenía los ojos como que se le querían salir, la cara pálida”, indicó la mujer.

“Mientras lo calmaba, una mesa de hierro se dio vuelta y quedó patas para arriba, alguien la tiró. Yo sabía la historia y no me asusté pero él estaba desesperado”, agregó.

Según dice la leyenda, el familiar es un hombre que ronda los cañaverales. Algunos dicen que parece una víbora, otros un perro, en tanto que otros lo describen con rasgos humanos. Este se alimenta sólo de carne humana y no es posible herirlo.

visitimg

Copyright Todojujuy.com Por favor no corte ni pegue en la web nuestras notas, tiene la posibilidad de redistribuirlas usando nuestras herramientas. Derechos de autor reservados.

Aparecen en esta nota:

Deja tu comentario